ali yahya ytNFYf4d 30 unsplash Las empresas también pueden reclamar por la colocación de swaps sin avisar de los riesgosEn los últimos meses, han surgido dos nuevos frentes judiciales para la banca, el IPRH y la usura ligada a los créditos revolving. Se espera que, tras el parón de la Administración de justicia a consecuencia de la pandemia, proliferen las reclamaciones por estos dos productos.

Además, durante la pandemia del COVID-19 los fraudes financieros no han cesado. Tal y como ha alertado la Comisión Nacional del Mercado de Valores, más de la mitad de los chiringuitos financieros identificados en la primera mitad del 2020 se han detectado durante el estado de alarma.

También hay que destacar la condena al Banco Santander que se acaba de conocer. Según se hizo eco Capital Radio, el Banco Santander  ha sido condenado a devolver más de 3 millones de euros a un colegio por contratar un Swap. Para analizar las claves de este nuevo fallo, el programa Ventaja Legal dirigido por Arcadio Montoro contó con la colaboración de nuestro director y profesor de derecho del mercado financiero, Fernando Zunzunegui.

“El que existan unos profesionales que pueden ser contables, abogados, arquitectos, no significa que estos profesionales conozcan de derivados financieros, quien conoce de derivados financieros son los bancos, son los que diseñan y colocan los productos.” Fernando Zunzunegui

En esta nueva condena, en un caso defendido por Zunzunegui Abogados, el Banco Santander puso como condición para financiar la construcción del colegio, contratar un swap. “El que fuera una condición no es suficiente, hay que informar de este producto financiero complejo de alto riesgo, faltó la información y el Colegio no conocía las consecuencias y las pérdidas que podría asumir en caso de la caída de los tipos de interés, ni el coste de cancelación anticipado, considera que no fue informado, que por tanto hay error en el consentimiento y anula el Swap”, comenta el director de la Revista de Derecho del Mercado Financiero.

 

 

Fernando Zunzunegui, socio fundador del despacho que lleva su apellido, enfatizó que era el banco “a quien le correspondía dar la información y probar haber suministrado dicha información. Sin embargo, el Banco Santander no ha probado en el procedimiento que informara de los riesgos de contratar lo que no es un seguro, lo que es un producto derivado complejo de alto riesgo como es el Swap, y que podría incurrir en un escenario de perder más de 3 millones de euros, que es lo que se ha materializado y que ahora Banco Santander va a tener que devolver al Colegio”.

Para el periodista y abogado Arcadio Montoro esta sentencia es “una novedosa resolución”,  ya que abre las puertas a las reclamaciones de empresas por swaps no informados.

Todos aquellos clientes minoristas, incluidas las empresas pueden reclamar por swaps colocados sin avisar de los riesgos. Fernando Zunzunegui.

print button gray Las empresas también pueden reclamar por la colocación de swaps sin avisar de los riesgos

Deja un comentario