sandbox proyecto de ley fernando zunzunegui Zunzunegui: “Sandbox es contrario a la neutralidad tecnológica, la alternativa es simplificar la regulación financieraEl Gobierno ha habilitado una consulta pública del ‘Proyecto de Ley de medidas para la transformación digital del sistema financiero’ que permanecerá abierta hasta el próximo 7 de junio. Su objetivo es el de implementar el llamado Sandbox que pretende garantizar un espacio de pruebas seguro y controlado para todas las empresas FinTech. Acorde con el documento publicado por el Ministerio, el proyecto nace con la voluntad de apoyar la transformación digital de la economía, controlando los riesgos y protegiendo al consumidor. De esta manera, el proyecto otorgaría nuevas herramientas a supervisores y reguladores.

Se trataría de un espacio controlado de pruebas, vigilado por los supervisores, que permitiría a las empresas probar nuevos productos financieros digitales incluso con clientes reales. Según el proyecto de ley, este espacio “debería servir como herramienta para mejorar la supervisión y acompasar la legislación financiera con la transformación digital”.

El funcionamiento del Sandbox contaría con tres fases principales: de Régimen de acceso, de Régimen de garantías y de Régimen de salida y efectos posteriores. El borrador del proyecto señala que estará abierto a todo tipo de entidades, siempre y cuando se trate de proyectos que aporten “verdadero valor añadido”.

El Gobierno incide en la necesidad de fomentar la innovación tecnológica y también resalta otras medidas como son las de establecer nuevos canales de comunicación con las autoridades públicas de una forma ágil y transparente, o la creación de un mecanismo de puerto seguro en aspectos que pudieran suponer barreras de entrada.

Fernando Zunzunegui, profesor de Derecho de Mercado Financiero de la UC3M, señala que “Sandbox supone que los supervisores seleccionan a las empresas que van a poder operar en este sector, dándoles un marco legal privilegiado en el que se pone en cuestión la protección del inversor”. En este sentido, Zunzunegui recuerda que los supervisores no deben decidir quién opera en el sector: “la ley debe facilitar el acceso a la actividad en iguales condiciones bajo el principio de neutralidad tecnológica”.

De esta forma, Fernando Zunzunegui concluye: “Sandbox es una mala solución, la alternativa es simplificar la regulación financiera, favorecer la innovación tecnológica, no seleccionar las empresas que operan en el sector y designar quién va a ser la autoridad de las finanzas digitales. Quien podría serlo es la CNMV, ya lo es del crowfunding, tanto de valores como de créditos, y es la autoridad que más sensible está frente a las finanzas digitales.”

print button gray Zunzunegui: “Sandbox es contrario a la neutralidad tecnológica, la alternativa es simplificar la regulación financiera

1 comentario

Deja un comentario