Las nuevas tecnologías han revolucionado los servicios financieros, estableciendo nuevos retos para la regulación financiera en un marco de incertidumbre. La regulación de los servicios de pago, el open banking o la creación del espacio ‘sandbox, han sido algunos de los temas tratados en el II Foro debate de Fintech organizado por El Español con la colaboración de American Express y el bufete Pinsent Masons.

La Jornada, que tuvo lugar el martes 3 de julio en Madrid, desarrolló dos mesas de debate con la participación de distintos profesionales del sector Fintech que intentaron dar claridad al futuro de este nuevo panorama. Juan Orti Ochoa de Ocáriz, Presidente y Consejero Delegado de American Express España, abrió la jornada junto Miguel Ángel Uriondo, Redactor Jefe de Empresas y Medios del Español, quien moderó el evento.

Durante la apertura del acto, Ochoa de Ocáriz resaltó la velocidad de la transformación de la Inteligencia Artificial, haciendo referencia a una revolución exponencial que no para de crecer y que crea cierta sensación de angustia. En este contexto, es lógico preguntarse qué va a pasar con algo de escepticismo.

ponentes foro fintech La revolución exponencial de la tecnología financiera: II Foro Fintech
Álex Carbonell, Idoya Arteagabeitia, Arturo González McDowell y Miguel Ángel Uriondo / El Español

Las nuevas tendencias, que giran alrededor de términos como el big data, bockchain o el open banking y que empoderan al cliente; evidencian la necesidad de establecer una regulación de la tecnología financiera que proteja al cliente y le aporte seguridad. En este sentido, la normativa de servicios de pago ha cambiado el paisaje del sector financiero. Durante la primera mesa de debate, esta nueva normativa europea (DSP2), que todavía no ha sido transpuesta en España, fue muy comentada por los ponentes.

Idoya Arteagabeitia, partner de Pinsent Mansons, recuerda que DSP2 anuncia un cambio de concepto al abrir los datos de las cuentas de clientes a terceros. De este modo, la normativa se puede percibir como una amenaza a la banca tradicional pero también aumenta la innovación y la protección al cliente. A pesar de que terceros, previa autorización, puedan acceder a los datos del consumidor, se reitera la importancia de que el cliente tenga el control de sus datos. Asimismo, la socia de Pinsent Mansons también ha incidido en la necesaria colaboración entre los bancos y las empresas fintech: “la banca puede ofrecer a las fintech conocimiento del mercado y la confianza con el cliente, mientras las fintech ofrecen a la banca las herramientas tecnológicas”.

Todo ello, bajo un marco regulatorio previamente establecido. En este sentido, Arturo González McDowell, vicepresidente de la Asociación Española de FinTech e InsurTech (AEFI), afirma que “es necesario un mecanismo más sencillo para regular este tipo de actividades”. Para ello, González defiende la creación de ‘sandbox’ y afirma que este espacio de pruebas facilita el aumento de competitividad empresarial, empleo e innovación.

Sin embargo, su compañero de mesa Álex Carbonell, secretario de Foro Fintech, no se muestra tan optimista: “Sandbox tampoco es la solución a todos los males”, afirma. Siguiendo esta línea, Carbonell defiende la creación de una licencia fintech regulada por la Unión Europea que establezca un equilibrio final que dé tranquilidad a todos los agentes que intervienen. Aunque reconoce que es difícil encontrar un equilibrio, aboga por una normativa neutral y proporcional. De esta forma, se establecería una legislación duradera y neutral, a diferencia de Sandbox.

Foto Segunda mesa II Foro fintech La revolución exponencial de la tecnología financiera: II Foro Fintech
Pablo Blasco, Alejandro Pérez Payá, Miguel Ángel Uriondo, Luis Pastor, Paula Fernández-Longoria y Vicente J. García Gil / El Español

La segunda mesa de debate pone el foco en las nuevas prácticas del sector fintech, resaltando distintos modelos de negocio e iniciativas para promover la tecnología financiera en España. En primer lugar, Paula Fernández-Longoria, socia del departamento de TMT de Pinsent Masons, incide en la mejora de la seguridad del usuario ante posibles quiebras del sistema. En este sentido, Fernández-Longoria resalta el deber de información y notificación de los derechos del usuario.

En relación con los nuevos modelos de negocio, la tecnología financiera ha traído multitudes de posibilidades. Alejandro Pérez-Paya, head de Allfunds Connect, defiende un modelo de negocio híbrido en donde las Fintech prestan sus servicios tecnológicos a la banca. Por su lado, Luis Pastor, miembro de la junta directiva de Alastria, ha presentado ‘Alastria’: una blockchain permisionada en donde los participantes se conocen entre ellos, lo que agiliza su funcionamiento. Asimismo, ‘Alastria’ integra una red de pruebas que permitirá a las compañías colaborar entre ellas a la vez que compiten en el mercado.

Acorde con Pablo Blasco, fundador de Fintech Spain, es fundamental fomentar la tecnología Fintech en España para llegar a la población, ya que la tecnología no podrá implantarse de manera eficaz si es desconocido por los consumidores. En cuanto al estudio de la innovación financiera, Vicente J. García Gil, presidente de la Fundación para la Innovación Financiera y la Economía Digital (FIFED), ha presentado FIFED, cuyos estudios se centran en un conocimiento reflexivo del impacto de la tecnología blockchain.

Si algo está claro es que la tecnología financiera no ha hecho más que despegar. A pesar de que en España este tipo de tecnología avance más lentamente, los expertos fintech han destacado el enorme potencial de innovación que presenta nuestro país.

print button gray La revolución exponencial de la tecnología financiera: II Foro Fintech

Deja un comentario