Fernando Zunzunegui, publicado en El País [extracto]

Leer en PDF.

bigstock crowd funding button 42253132 300x211 ‘Crowdfunding’ sin ley de bienvenidaLos portales de financiación a través de Internet están teniendo un desarrollo exponencial. Permiten acudir a la gente para financiarse. Cualquiera con una buena idea puede convertirse en empresario, y cualquiera con unos pocos euros puede convertirse en inversor. Nacen vinculados a proyectos del ámbito de la caridad o de la cultura, instrumentados a través de donaciones o de pequeñas recompensas. Pero los portales de crowdfunding también pueden gestionar proyectos financiados por préstamos o por valores, ya sean acciones, obligaciones o incluso participaciones en sociedades limitadas. (…)

Para regular el fenómeno del crowdfunding se puede optar por levantar el monopolio bancario creando un puerto seguro para el negocio de las plataformas o, desde la desconfianza, regular de forma autónoma la nueva figura con el fin de controlarla. (…) En España se ha optado por una ley de máximos, regulando con detalle el estatuto de las plataformas en el título V de la Ley de Fomento de la Financiación Empresarial. La nueva ley dota al sector de un marco intervencionista, paternalista para el inversor y protector del statu quo bancario. (…)

Hay todavía mucho recelo hacia la financiación en masa a través de Internet. Se considera que la financiación participativa es disruptiva, una amenaza para el sistema financiero más que una oportunidad para financiar a los emprendedores. Es una legislación a la defensiva. En lugar de facilitar el negocio y promover su desarrollo, pone puertas al crowdfunding y designa a la CNMV como guardián del sistema. (…) El marco legal es tan exhaustivo que deja poco espacio al desarrollo de la libertad empresarial, en una fase en la que todavía conviven los más diversos modelos de negocio. Crea una elevada carga de cumplimiento normativo, lo cual encarece el negocio de las plataformas y lo puede hacer inviable. Los portales de crowdfunding pasan a estar más regulados que las Bolsas de Valores. Se regula elcrowdfunding con recelo, desde la desconfianza. No hay ley de bienvenida.

1 COMMENT

  1. Bueno, solo quise dejar un breve comentario en tu lugar a fin de que veas que si hay gente que lee.
    Al menos es lo que he visto. Espero que prosigas escribiendo como lo has hecho hasta el
    momento y que si en algo podemos colaborar en un futuro, me digas.
    Esto verdaderamente me gustaría.

LEAVE A REPLY