christian lue 8Yw6tsB8tnc unsplash scaled Finsalud requiere el informe Draghi a la Comisión EuropeaLa Presidenta de la Comisión Europea, Úrsula Von der Leyen, con motivo del “Informe Anual 2024 sobre el mercado único y la competitividad”, encargó en septiembre del año pasado que se elaborasen dos informes sobre la competitividad de la Unión Europea, uno al político, Enrico Letta y otro al economista, Mario Draghi.

Ambos informes ya han sido remitidos a la Comisión Europea, pero, mientras que el conocido como Informe Letta sí se ha hecho público, no se puede decir lo mismo del Informe Draghi, que permanece en poder de la Comisión. La Institución se ha escudado en las próximas elecciones europeas, para tratar de justificar esta falta de transparencia. Lo cierto es que, dada la importancia de su contenido, el Informe puede marcar la próxima legislatura.

Mario Draghi, expresidente del Banco Central Europeo y del Consejo de Ministros italiano, se postula como uno de los principales candidatos a la presidencia de la Comisión, el gran rival de Úrsula Von der Leyen. Su visión de la Europa futura, compartida por el Presidente de la República de Francia, Emmanuel Macron, apuesta por cambios radicales para fomentar la competitividad de la Unión.

El pasado 16 de abril, en su discurso ante la Conferencia sobre el Pilar Europeo de Derechos Sociales que tuvo lugar en Bélgica, Draghi pudo adelantar parte de la filosofía recogida en su Informe.

Entre los puntos clave está la crítica a la fragmentación de las economías de los Estados Miembros. En opinión del candidato, es necesario apostar por la consolidación del mercado europeo, de forma que Europa opere unida, como una sola, frente al resto de potencias. Al respecto, Draghi ha señalado lo siguiente: “[…] nos hemos replegado sobre nosotros mismos, viendo a nuestros competidores como rivales, incluso en sectores como la defensa y la energía, donde tenemos profundos intereses comunes. Al mismo tiempo, no hemos mirado lo suficiente hacia fuera: con una balanza comercial positiva, después de todo, no hemos prestado suficiente atención a nuestra competitividad exterior como cuestión política seria. […]”.

Una de las medidas propuestas para lograr este fin es precisamente revisar los pilares que sustentan la normativa regulatoria bancaria, a la que califica como “prudencial”. Sin duda, apostar, como sugiere Draghi, por un enfoque regulatorio más laxo beneficiaría a las grandes corporaciones financieras. No obstante, esto, daría lugar, irremediablemente, a la exposición al riesgo y la desprotección de los consumidores, de las personas.

Otro de los aspectos claves del discurso es que, en el mismo, se identifica el ahorro privado, es decir, el ahorro de las personas y las empresas privadas, como factor esencial para lograr el avance de la Unión de los Mercados de Capitales.

La celebración de elecciones no justifica la negativa de la Comisión Europea de hacer público un documento que puede afectar de forma tan trascendental y directa los intereses y derechos de los ciudadanos europeos y a su bienestar. Los Tratados sobre los que se construye la Unión Europea promulgan el Principio de Transparencia como uno de los principios fundamentales, sin los que la entidad geopolítica no puede funcionar. Así pues, el artículo 10.3 del Tratado de la Unión Europea dispone que “[…] las decisiones serán tomadas de la forma más abierta y próxima posible a los ciudadanos […]”, reconociendo el derecho de los mismos a participar en el proceso legislativo europeo.

Desde la Fundación Finsalud hemos tomado “cartas en el asunto”. Por un lado, hemos presentado una solicitud requiriendo a la Comisión para que haga público este Informe. Entre nuestras actividades principales está la evaluación de políticas públicas que pueden afectar al bienestar financiero de la ciudadanía. Por lo que, el objetivo final de nuestra solicitud es poder estudiar y analizar de forma pormenorizada las medidas incluidas en el Informe, así como su posible impacto en los ciudadanos y presentar comentarios ante la Institución.

Por otro lado, hemos iniciado una campaña en Change.org titulada, “We want to participate in the future of the European Union, Mr Draghi!”, que ya se encuentra habilitada. De este modo, todos los ciudadanos que encuentren tan preocupante este proceder de las Instituciones europeas puedan mostrar su disconformidad firmando la petición.

En palabras de Fernando Zunzunegui, Presidente de Finsalud: “En la Europa del siglo XXI los ciudadanos tienen derecho a participar en la toma de decisiones y en las políticas públicas. El despotismo ilustrado de todo para el pueblo, pero sin el pueblo, ha quedado superado. Finsalud quiere presentar alegaciones al plan Draghi diseñado para el próximo mandato de la Comisión Europea que afecta al bienestar financiero, pero para hacerlo, necesitamos conocer el contenido completo del Informe Draghi.”

Especial agradecimiento a los Patronos de la Fundación por su colaboración en el análisis de la problemática y redacción de la solicitud.

print button gray Finsalud requiere el informe Draghi a la Comisión Europea

Deja un comentario