Ignacio Pardo comision crisis banco popular Banco Popular bajo lupa en el Congreso
Ignacio Pardo en la comparecencia

La caída del Banco Popular sigue generando grandes interrogantes, la Comisión de Investigación sobre la crisis financiera, en su intento de dar respuesta a algunos de ellos, ha iniciado la pasada semana la investigación del caso Popular. Ignacio Pardo, inspector de la entidad financiera en el Banco de España desde finales de 2008 hasta 2011 y del Banco Central Europeo en el Mecanismo Único de Supervisión entre 2014 y 2017, fue el primero en comparecer durante la sesión celebrada en el Congreso el martes 10 de julio.

Las declaraciones de Pardo no arrojaron demasiada luz sobre el asunto, a pesar de la insistencia de los grupos parlamentarios presentes. Éstos últimos no tuvieron ningún reparo en manifestar su punto de vista. La gran pregunta fue “cómo es posible que un banco solvente pase todos los filtros de los supervisores y, de un día para otro, accionistas y bonistas pierdan todo su dinero”.

Los diputados fueron especialmente críticos y coincidieron en su discurso, preguntando entre otras cuestiones, si además de un problema de liquidez el Popular se enfrentaba a un problema de solvencia. Asimismo, algunos de ellos se mostraron interesados por conocer la opinión de Pardo con respecto al reflejo de las cuentas del Popular durante el tiempo que fue inspector. Así como si se produjo un uso de información privilegiada o las lecciones aprendidas tras la resolución.

El inspector del Banco de España guardó silencio en muchas de las cuestiones planteadas por varios motivos principales. En primer lugar, el Banco Central Europeo prohibió a Pardo realizar menciones relacionadas con su inspección. En segundo lugar, algunas de las preguntas lanzadas por los diputados hacían referencia a un periodo de tiempo en el que Pardo ya no era inspector del Popular en el Banco de España. En tercer lugar, Pardo defendió que él “no era la persona más indicada” para opinar sobre determinadas cuestiones ya que carecía de una visión global.

El Banco Popular tenía problemas estructurales

Ignacio Pardo se encontraba en el equipo de inspección del Banco de España dedicado al riesgo de crédito, hasta que se produjeron distintos cambios en el departamento y se le asignó otro equipo de seguimiento. A pesar de las evasivas del inspector, sí respondió a otras cuestiones y reconoció que el Banco Popular no se encontraba precisamente en su mejor momento. Pardo afirmó que la entidad financiera “tenía problemas estructurales y un nivel de rentabilidad bajo”.

En este sentido, Pardo hizo referencia en su comparecencia al enorme grado de concentración que el Popular tenía en el sector inmobiliario, experimentando un gran crecimiento, desde el año 2000 al 2008, que explotó con la burbuja inmobiliaria. Los informes que presentó el equipo de Pardo evidenciaron el elevado grado de concentración en el sector inmobiliario de construcción. Tras dichas advertencias y acorde con las declaraciones de Pardo, la entidad financiera “tomó medidas, pero no eran suficientes”.

Siguiendo a Pardo, los informes se discutían internamente con su jefe de grupo y departamento, pero también con la entidad. No se produjo ninguna desavenencia en relación con el reporte de los resultados y se informaba de las revisiones periódicamente. Sin embargo, llama la atención que, a pesar de los resultados de los informes, el supervisor no forzase a la entidad financiera a tomar las medidas que fuesen necesarias. En palabras de Pardo, el supervisor no tenía que dar el visto bueno de las ampliaciones de capital.

A Pardo, le han seguido otras comparecencias como la de Ángel Ron y Emilio Saracho, expresidentes del Banco Popular, con visiones enfrentadas. Éste último llegó a describir a la entidad financiera como “un desastre”. La comisión que preside Ana María Oramas cierra esta semana su investigación del Banco Popular tras la última comparecencia de Rodrigo Echenique, vicepresidente de Banco Santander.

En opinión de Fernando Zunzunegui, socio director de Zunzunegui Abogados. “Tras estas comparecencias se evidencian las dificultades que atravesaba Banco Popular, muy anteriores a su resolución, y el hecho ya notorio de que el folleto de la ampliación de capital de 2016 no reflejaba la imagen fiel de la entidad. Lo cual abre la vía civil para demandar por folleto falso“.

print button gray Banco Popular bajo lupa en el Congreso

Deja un comentario