Missé disecciona las preferentes: “La orden era vender a toda costa, no informar”

Rubén Martínez

2img_5344Cuando una empleada de banca en Mataró se dio cuenta de lo que había comercializado levantó el teléfono y llamó a todos los afectados: “Ha sido engañado, tiene que denunciarlo. Yo iré como testigo”. Este caso que relató en la tarde de ayer Andreu Missé, autor de ‘La Gran estafa de las preferentes’ es una excepción. Desde directores de cajas de ahorro al Banco de España callaron ante el  mayor escándalo financiero español de la historia reciente. Pueblos enteros iban quedándose enganchados en el anzuelo de las preferentes sin saber que el cebo era un producto de alto riesgo que a muchos les costó los ahorros de toda su vida y también la salud. Los correos electrónicos que recibieron algunos empleados, según revela Missé tras una larga investigación, tenían una orden clara: “No hay que informar, hay que vender”. La presión del “vender, vender, vender” se hizo tan fuerte que los empleados acabaron colocando preferentes a sus familiares más cercanos.

Un acta notarial de las preferentes. Un relato espeluznante, Un libro imprescindible. Así fue calificado ‘La gran estafa de las preferentes’ durante su presentación en Madrid este martes por la tarde en la librería Blanquerna. “Desde 1998 el sistema financiero español se estuvo capitalizando desde un paraíso fiscal porque salía más barato. Es en 2003 cuando se legalizan en España para que se puedan colocar mejor”, explica Missé, que señala al Banco de España como la autoridad que alentó la venta de estos productos. Llega un momento en el que las cajas se están quedando sin capital y el supervisor advierte que deben recapitalizarse. Es cuando se produce esta modificación en la legislación para que las preferentes se conviertan en una herramienta útil para cumplir esta función, concluye el autor en su trabajo. “Los inversores institucionales, los que debían invertir, se fueron al ver el riesgo. Entonces fue cuando se decide colocar las preferentes a los clientes que están más a mano sin informar de lo que hay detrás. Esta pobre gente no sabía lo que se les venía encima. Lo único que conocían es que era un producto muy interesante, que vencía un plazo, tenían liquidez y era algo muy seguro. Estos suplieron la falta de capital”, detalla.

Desde Bruselas se instó a los bancos a que hicieran el llamado test de idoneidad para conocer si los ahorradores eran conscientes de lo que estaban adquiriendo. “Estos test no se hicieron. Los bancos hacían las cruces y se colocaba. Esta no es una afirmación sin pruebas. Esto está probado. Los jueces al principio fallaban a favor de los bancos porque no se podían creer que con los expertos que tenían pudiese suceder. Ahora el 95% de las sentencias son a favor de los afectados”, recalca, para citar que hay decenas de miles de sentencias a favor de los clientes. ¿Y quién paga todo esto? Parece que las preferentes saldrán gratis a los responsables. Hace unos días que se anunció que Estados Unidos pretende multar a Deutsche Bank con cerca de  12500 millones de dólares por su participación en la burbuja de las hipotecas subprime. Más de 150000 millones es el montante que han tenido que afrontar los diez bancos más importantes del mundo, mientras que en España las multas en su conjunto ascienden “a poco más de 20 millones de euros”.

“Estuve entrevistando a un celador de Villanueva de Córdoba que adquirió preferentes. Empezó a enterarse que gente cercana, de los pueblos de alrededor, también tenían. Hasta 300 personas. Se reclamaba 13 millones de euros, que viene a ser lo que ha cobrado un directivo por indemnización. Les pregunté si lo habían recuperado y me dijeron que al final consiguieron un acuerdo. Pero esto no acaba ahí porque algunos han agravado sus enfermedades e incluso otros han muerto. Al final has recuperado lo que te habían quitado después de cinco años pero has perdido mucho por el camino”, relata Missé, evidenciando que hay otro problema subyacente: la salud.

La factura de las preferentes en la salud

Durante el acto, el autor estuvo acompañado por la expresidenta del Consejo de Consumidores y Usuarios, Paquita Sauquillo, la periodista Soledad Gallego Díaz y el profesor de Derecho del Mercado Financiero de la Universidad Carlos III de Madrid Fernando Zunzunegui, también patrono de la fundación Finsalud. El 85% de las personas que adquirieron preferentes declara tener una salud regular o mala. Así lo evidencian los resultados preliminares del estudio ‘Fraudes financieros y Salud’, emprendido por esta fundación pionera en la investigación de las consecuencias que los fraudes financieros han tenido en la salud de los afectados. Está compuesta por personalidades de reconocida trayectoria en medicina, miembros de asociaciones de usuarios financieros y abogados especializados en materia financiera.

2img_5331Zunzunegui puso sobre la mesa los datos de 2014 de Edelman Trust Barometer, referente para medir la confianza de los consumidores en la banca. Hasta el 84% de los consumidores españoles no confía en los bancos, siendo nuestro país el segundo de Europa después de Irlanda con más desconfianza bancaria. “En ningún lugar se ha rescatado la banca con el ahorro de los ciudadanos. Y a nadie se le ha ocurrido imputarles las pérdidas. Es un verdadero escándalo”, destacó Zunzunegui. Estamos ante un fraude en masa al ahorro del público que ha afectado a más de un millón de personas por importe de 20.000 millones de euros. “Pese a ser un hecho notorio, se sigue discutiendo la existencia del fraude. Por esta razón el libro de Missé es necesario. Su tesis es el abuso e impunidad de la banca durante la crisis financiera en España. Y se demuestra y se prueba . Hay una captura del supervisor, del legislador, de los medios, y de la academia. Nadie advirtió, salvo dos analistas en Rankia y Cotizalia y unas notas de Adicae y la OCU en 2009.”

A estas dos pequeñas referencias se refirió Sauquillo en su intervención. “Fue tibiamente, pero se dijo en febrero de 2009 que los bancos habían emitido títulos híbridos con características mixtas. Entonces no se planteaba ningún tipo de demanda, sino cuando saltó el conflicto”. Se mostró pesimista sobre la posibilidad de volver a caer en los mismos errores. “Esta catástrofe no puede repetirse, pero yo tengo miedo de que se repita. Empecé mi mandato con Forum y Afinsa y salí con las preferentes…”, lamentó la ex-presidenta del Consejo de Consumidores y Usuarios.

Como resumió con contundencia y de forma muy crítica la veterana periodista Soledad Gallego Díaz, el libro, financiado por crowdfunding, es “espeluznante”. Se trata de un trabajo tan minucioso que “va acorralando a estos delincuentes”. Gallego ensalzó el trabajo de Missé por dar voz a  las víctimas. Estas forman parte de una historia de “evidentes abusos” por parte de un sistema financiero, que “planteó de forma consciente una estafa de proporciones gigantescas para apropiarse de los ahorros de los más débiles. Robaron, engañaron y maltrataron a los ciudadanos indefensos sabiendo perfectamente lo que hacían”.

2img_5346

 

Referencias

Un banco malo puede perjudicar seriamente la salud

‘La gran estafa de las preferentes’, este martes en Madrid

2 Responses to Missé disecciona las preferentes: “La orden era vender a toda costa, no informar”

  1. Pingback: “Que no se entere nadie”: el tortuoso camino de sufrir un fraude financiero | Revista de Derecho del Mercado Financiero RDMF

  2. Pingback: “Que no se entere nadie”: el tortuoso camino de sufrir un fraude financiero | FinSalud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>