“Los escándalos de la banca han dañado la reputación financiera de UK”

FCA offices in Canary WharfReino Unido va cuatro pasos por delante en materia de cultura financiera. Mes tras mes surge alguna iniciativa relacionada o una personalidad importante se pronuncia sobre esta cuestión que afecta de lleno a la supervivencia del sector, algo que ha sido reconocido en España por la patronal, pero que carece de iniciativa, salvo por los movimientos que empiezan a despertar desde la sociedad civil. Por contra, la Autoridad de Conducta Financiera (FCA, por sus siglas en inglés), ha establecido como prioridad que las firmas centren sus esfuerzos en promover una cultura bancaria que contagie desde lo más alto de la dirección una actitud ética y en defensa de los clientes, por encima del interés particular. En esta ocasión, ha sido el Director de Supervisión de la FCA, Jonathan Davidson, quien ha pronunciado un discurso crítico, proactivo y dirigido a las entidades británicas.

“En estos años pasados, los escándalos en la comercialización mayorista pero también en la banca minorista han infligido un gran daño a la reputación de los servicios financieros de Reino Unido y a la riqueza de la nación”, ha reconocido Davidson, quien ha lamentado que el comportamiento en el sector haya ocasionado un divorcio con los clientes, y a mayor escala, con la propia sociedad. “Si las firmas no cambian su actitud y sus antiguos hábitos, tendrá unas nefastas consecuencias en los clientes, en las entidades, que tendrán que afrontar multas e indemnizaciones, en los mercados y en la propia industria, que verá erosionada la confianza y la reputación”, ha señalado.

El supervisor británico ya se pronunció en mayo sobre la necesidad de recuperar la confianza perdida a través de una nueva cultura financiera. De este modo, el nuevo responsable de la FCA, Andrew Bailey, declaró que  “la confianza es importante. Los consumidores necesitan estar seguros de las entidades que han elegido. La cultura es el producto de la confianza y las normas de conducta. Está en todos los lugares de la firma, es determinante en todas las decisiones de la entidad: en el personal, en la organización y en la estructura de beneficios”.

¿Cómo establecer una cultura financiera? Davidson se ha mostrado convencido en su discurso que no hay un modelo concreto de cultura bancaria, y mucho menos que deba imponerse el mismo a todas las entidades, ya que ello podría ser un “ejercicio infructuoso” debido a que el sector regulado “no es homogéneo”.

Tone from the top

La FCA está asesorando en materia de cultura bancaria a las entidades en base a los ejemplos y comportamientos que está observando en sus ejercicios de supervisión. Han definido cuatro áreas que pueden ser utilizadas para moldear esa cultura. La primera de ellas tiene que ver con lo que se conoce como “tone from the top”. Es decir, la tarea empieza desde la más alta dirección, que debe fomentar un código de buena conducta. Una filosofía, un modelo corporativo, una cultura propia establecida por los líderes de cada entidad que incurra en la toma de decisiones de toda la firma. Algo que no debe quedar congelado en las estancias medias, un estamento esencial para que el mensaje llegue a la base. “El papel de los líderes es fomentar una cultura de responsabilidad personal para que impacte en todo el equipo el valor de una buena cultura para la reputación de la firma”, sostiene el Director de Supervisión.

El segundo factor al que alude Davidson es el protocolo de buenas prácticas (tangibles). FCA pone como ejemplo  el año 2013, donde las investigaciones del organismo destaparon una “cultura de ventas engañosas” motivada por la estructura de incentivos. El conflicto de interés es uno de los puntos que más preocupa en el supervisor británico. “El trabajo en la implementación de una política de incentivos es muy importante”, ha destacado.

El tercer punto se refiere a las descripciones que circulan en las entidades sobre las aspiraciones que se intentan conseguir, como serán logradas y por qué el método de alcanzarlas es tan importante. Este tipo de circulares suponen cómo se seguirá la estrategia, cómo se desarrollará el modelo de negocio y cómo se logrará la misión fijada. Por último, el cuarto área al que se refiere Davidson, es el que tiene que ver con las capacidades y cualidades que tiene la entidad para moldear la cultura de la organización. “Para aprender una nueva actitud y unos patrones de comportamiento se requiere del aprendizaje de nuevas capacidades. Por ejemplo, tener conversaciones sobre las necesidades de los consumidores requiere de habilidad para relatar, algo que es una competencia diferente a la persuasión para la venta de determinados productos”, ha indicado.

Referencias

Speech. Getting culture and conduct right – the role of the regulator

Reino Unido da prioridad a la cultura financiera

La AEB apela a la cultura bancaria para asegurar “la supervivencia” del sector

Decálogo para el cambio de cultura bancaria

One Response to “Los escándalos de la banca han dañado la reputación financiera de UK”

  1. Pingback: Roldán (AEB) pide apostar por una cultura bancaria “adecuada, efectiva y extendida” | Revista de Derecho del Mercado Financiero RDMF

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>