El Banco de España cuestiona en un informe los beneficios del euro

euro2_1763662b¿Cuál habría sido el PIB per cápita de la zona euro si no se hubiese creado la unión monetaria? Un 2,7% superior es la respuesta. Así lo sostiene un informe presentado por el Banco de España, en el que se explica que “el euro no trajo el salto esperado hacia una senda de crecimiento mayor del PIB per cápita”.

El estudio, elaborado por las economistas Cristina Fernández y Pilar García se ha centrado en los 11 países que aceptaron la moneda única tras aprobar el examen de la convergencia, excluyendo a Luxemburgo e incluyendo a Grecia, que pasó a formar parte ya en 2001. La conclusión principal que se desprende del estudio es que, si se lleva a cabo un estudio contrafactual, el PIB per cápita de la zona euro sería un 2,7% más alto de no haberse puesto en marcha la moneda única.

Durante los primeros años de la unión monetaria, el PIB per cápita creció ligeramente con la moneda. No obstante, desde mediados del 2000 este efecto positivo desapareció. El estudio identifica tres patrones representados por distintos países. En un primer grupo estarían Austria, Alemania y Holanda, a los que no se le puede achacar pérdida o ganancias relativas. El segundo grupo lo componen Irlanda, España y Grecia, que acumularon ganancias, pero sólo durante los años de expansión. El tercero, formado por Italia, Portugal y Bélgica, pronto asumió pérdidas.

Entre 2004 y 2007 el PIB per cápita de la zona del euro fue un 0,7% menor que el promedio de lo que podría haber sido sin moneda única. En el caso español, hasta 2007, el PIB medio per cápita fue un 5,8% mayor del que podría haber sido en caso de que no se hubiera puesto en marcha el euro. En el caso de Grecia fue de un 10,4% y un 24,3% mayor, respectivamente. El único país que parece haberle sacado partida al euro es Finlandia, sostienen.

Las economistas aseguran que en principio se esperaba que el euro trajese una convergencia entre los países miembros, ya que obligaría a los países a adoptar reformas con el objetivo de aumentar el PIB potencial. No obstante, las autoras recurren al término “incentivos perversos” para explicar que los países miembros abusaron de las inversiones al contemplar las facilidades de financiación y no sintieron como necesarias las reformas. El motivo es que asumieron que habría una integración económica fuerte con la unión monetaria. También señalan a China como el país que ha podido trastocar los planes de la moneda única con su fuerte entrada en el mercado mundial, interfiriendo en el mercado intracomunitario, perjudicando en mayor medida a Francia e Italia.

Referencias

Informe del Banco de España sobre el impacto del Euro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>