Tag Archives: Aníbal Sánchez Andrés

Abuso de la memoria del profesor Aníbal Sánchez Andrés

Aníbal Sánchez Andrés, Estudios jurídicos sobre el mercado de valores, edición a cargo de Juan Carlos Sáenz García de Albizu, Fernando Oleo Banet y Aurora Martínez Flórez, Thomson Civitas, 2008.
Léalo en PDF
Fernando Zunzunegui

Bajo el título de «Estudios jurídicos sobre el mercado de valores», la editorial Civitas ha publicado una completa recopilación de los numerosos trabajos que el catedrático de Derecho mercantil Aníbal Sánchez Andrés publicó en vida en materia de ordenación financiera. Esta reedición tiene la utilidad de poder acceder en un solo volumen a unos estudios publicados en las más diversas revistas y editoriales. Se trata de trabajos sobre las bolsas y sus operaciones, sobre las opas y los más variados instrumentos financieros, con continuas referencias a la supervisión financiera. Hasta aquí agradecer a la editorial Civitas que haya gestionado los permisos para hacer realidad esta reedición. Continue reading

A la memoria de Aníbal Sánchez Andrés

Fernando Zunzunegui
El verano se despide con la triste noticia del repentino fallecimiento de Aníbal Sánchez Andrés, jurista de la mejor escuela de catedráticos de Derecho mercantil, continuador directo de la labor de Joaquín Garrigues. Formado en la facultad de Derecho de Salamanca, supo compaginar su carrera académica con la práctica del Derecho. Fue catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid, miembro de la Comisión General de Codificación, vicepresidente de la CNMV y consultor internacional.

En sus clases abarrotadas de la Universidad Autónoma de los años 80 le bastaba con mirar a los alumnos para captar su atención. Sus lecciones eran siempre magistrales, un discurso continuo de su saber jurídico. Con sus doctorandos compartía mesa y conversación. Como buen castellano le gustaba comer un buen cocido o unas lentejas, siempre acompañadas con unas gotas de vinagre. Así era su carácter, serio, disciplinado, con un agudo sentido del humor.

Fue letrado de la Bolsa de Bilbao y pronto le cautivó el Derecho bursátil. Como miembro del primer Consejo de la CNMV, su criterio inspiró la reglamentación de las opas, de las anotaciones en cuenta, de los mercados de futuros y opciones y de tantos otros reglamentos del mercado. Sus opiniones fueron conformando y dando seguridad a la evolución del mercado.

Fue consultor del Banco Interamericano de Desarrollo, contribuyendo a la modernización de la legislación del mercado de valores de Guatemala, Panamá, Perú y Nicaragua. Supo encontrar en los Códigos de comercio del siglo XIX el tronco común de la tradición jurídica Latinoamericana. “Vino nuevo en odres viejos” le gustaba repetir.

Entre sus libros destaca el dedicado al derecho de suscripción preferente del accionista. Siempre quiso publicar un Tratado de Derecho Bursátil, la muerte le alcanzó antes de ver cumplido este deseo. Descomunal esfuerzo, tal vez porque el vino nuevo parece estar rompiendo los viejos odres. A sus discípulos nos corresponde ahora dar continuidad a su excelente labor, desarrollando sus ideas y sus geniales construcciones del mercado. Con su desaparición todos perdemos uno de nuestros mejores arquitectos del mercado de valores.