FZ ASEAFI Panel Normativo en el Congreso de ASEAFI sobre nueva regulación financiera, asesoramiento al cliente y criterios ESGEl 23 de junio, Fernando Zunzunegui participó en el Congreso anual de ASEAFI como moderador del panel normativo en el que se debatieron aspectos sobre la ampliación del impacto normativo de las directivas IFD/IFR, Balance de MiFID II, perspectivas regulatorias y modelo de asesoramiento financiero, además de aspectos regulatorios de ESG-MiFID y criptoactivos.

Abriendo la mesa de debate, Fernando Zunzunegui, coordinador de regulación de EFPA España, invitaba a realizar un comentario sobre los aspectos prudenciales y de solvencia que afectan a las empresas de servicios financieros y a las de gestión de carteras. Jorge Fernández, Director del Departamento legal y regulatorio de EY, comentaba que es importante saber que las empresas del sector financiero que se acojan al nuevo régimen normativo perderán el pasaporte comunitario, lo cual es un aspecto importante a tener en cuenta.

Se pasaba entonces a analizar el marco de las normas de conducta, la evaluación y los conflictos de intereses. Para ello, Fernando Zunzunegui proponía comenzar realizando una consideración de MiFID II en la situación actual, ante lo que Jorge Fernández apuntaba que, en la parte de protección al consumidor y normas de conducta, las lecciones aprendidas son que la realidad de MiFID superó las expectativas, en el sentido de que “se ha convertido en un arma a favor de las entidades para captar negocio, ya que frente a otros competidores, se da valor añadido desde las empresas de asesoramiento financiero, redundando en menores costes para el cliente y mayor beneficio para los mismos”.

Fernando Zunzunegui añadía que se ha producido un ajuste rápido de MiFID II con el “Quick Fix”, produciéndose también consultas sobre MiFID II / MiFIR y actualmente sobre “Retail Investment” por parte de la Comisión Europea. Ante esta situación, Sara Gutiérrez Campiña, socia en FINREG360, comentaba que ya hemos aprendido la lección de que al modificar una normativa tres años después de que haya entrado en vigor, hay que saber con exactitud lo que se cambia y cual será el coste que supondrá para las entidades. En cuanto al paquete de medidas “Quick Fix”, las cuales se aceleraron por la llegada de la pandemia, y aunque no tendrán gran impacto en el negocio de las entidades, intentarán facilitar la llegada de inversión a ciertos clientes. Sara Gutiérrez recalca que son medidas que potencian la prestación de servicios a distancia, modificando también la normativa para que ciertos productos puedan ser más accesibles para clientes minoristas, como pasaría con los bonos, los cuales serán “productos no complejos” y no estarán sujetos a todas las obligaciones de gobierno de producto.

Exponía Fernando Zunzunegui que, en términos de asesoramiento financiero, la sobrecarga informativa no protege al cliente y además supone un alto coste para las entidades. El asesoramiento y su desarrollo sigue siendo un tema prioritario recalcaba Fernando, así como el ámbito de la formación, donde se podrá contar con una “marca europea de formación financiera” a la que se tendrá acceso, facilitando así la obtención del pasaporte europeo.

También se trataron los aspectos regulatorios de ESG, donde se dispone de un amplísimo marco normativo. Según Jorge Fernández, se trata de “normas que de verdad van a impulsar a construir un mundo mejor”, siendo también un conjunto normativo complicado por el nivel de detalle y por la evolución de textos normativos que se espera para los próximos años. Sara Gutiérrez explicaba que, al igual que se tiene muy en cuenta el criterio del cliente a la de hora de gestionar su cartera, se le deberá informar también con precisión sobre su composición, por lo que es vital que entienda los criterios ESG a la hora de responder al test de idoneidad ya que se puede limitar el asesoramiento prestado por la entidad.

Aprovechaba Fernando Zunzunegui para comentar que uno de los problemas que se plantea es cómo hacer combatible la rentabilidad financiera con la rentabilidad social. Una vez evaluadas las cuestiones financieras se podría analizar, en un segundo escalón, la sostenibilidad y los criterios ESG. De este modo, se aseguraría que aquello que se recomienda en el test de idoneidad a los clientes, es financieramente adecuado a sus necesidades, siendo además sostenible de acuerdo a sus propios criterios.

En último lugar, en cuanto al ámbito de los criptoactivos, Jorge Fernández cree que la labor que se está haciendo a nivel europeo y nacional a la hora de regular este sector es encomiable dada su dificultad. La buena noticia es que el Reglamento MICA, está acercando a un mundo equivalente lo que está ocurriendo en el mundo financiero, tratando los distintos emisores de fichas, los requisitos que las emisiones deben cumplir, los proveedores de servicios de criptoactivos e incluso del asesoramiento en esta materia, debiéndose seguir un modelo similar al del asesoramiento financiero. Sara Gutiérrez concluía finalmente que es acertada la actuación de la CNMV planteando una consulta pública sobre la publicidad de criptoactivos, transmitiendo de esta manera que, mientras este tipo de monedas no estén reguladas, es necesario que en la publicidad que se haga sobre ellas se avise al cliente de que no es producto regulado, lo cual conlleva un alto riesgo a valorar previamente.

print button gray Panel Normativo en el Congreso de ASEAFI sobre nueva regulación financiera, asesoramiento al cliente y criterios ESG

Deja un comentario