photo 1450101499163 c8848c66ca85 Condena a Santander y Caixabank a pagar dos millones y medio a un colegio por imponer la contratación de un swap

La Sección Novena de la Audiencia Provincial de Madrid, en Sentencia de 11 de febrero de 2021, ha confirmado la “nulidad de los contratos de permuta financiera de tipos de interés” suscritos por un Colegio, condenando a Banco Santander y CaixaBank a restituir los importes abonados, que ascienden a 2.641.961,40 euros, más intereses y costas, en un caso defendido por Zunzunegui Abogados.

La Sentencia resuelve los recursos interpuestos por Banco Santander y CaixaBank, considerando que sobrepasaron “con creces” la extensión de veinticinco páginas determinada en los “Acuerdos de unificación de Criterios de Magistrados de las Secciones Civiles y de la Sección Mercantil de la Audiencia Provincial de Madrid de 19 de septiembre de 2019”. La Audiencia Provincial de Madrid recuerda a las partes la exigencia de ajustarse a estos criterios establecidos.

La Sentencia confirma que los Bancos no evaluaron la idoneidad del producto al perfil del cliente “pese a existir asesoramiento de los bancos demandados, que impusieron la contratación del swap como requisito para acceder a la financiación que necesitaba la parte actora.” El documento que aportó CaixaBank como test de idoneidad, se refiere a la evaluación de conveniencia, siendo “un ejemplo de lo que no debe ser un test de conveniencia, empezando porque no dice a qué producto se refiere” y “tampoco concluye que sea «conveniente» para el cliente en función de sus conocimientos y experiencia inversora en el ámbito a que pertenece la permuta financiera de tipos de interés.” Respecto al Banco Santander, la Sentencia destaca que “ni siquiera se alega que realizase test de conveniencia ni test de idoneidad a la actora, no habiendo realizado ninguno de los dos, lo que de por sí supone que debe presumirse el error en la contratación.”

La Sentencia reprocha que ambas entidades pretendan descargar su responsabilidad en el asesor educativo del Colegio y recuerda que “la obligación de informar recae sobre los bancos, no sobre terceros que no son parte en ninguno de los contratos de swap.”
Por último, la Sentencia corrobora que “no consta (ni se alega) ninguna actuación de la actora contraria a la buena fe que haya generado esa supuesta confianza en que el derecho a pedir la nulidad de los contratos no sería ejercitado”, confirmando la condena establecida por el Juzgado de Primera Instancia, que declaraba la nulidad de los contratos de permuta financiera de tipo de interés suscritos entre las partes procediendo a la restitución recíproca de las prestaciones; cifra que, según señala la defensa del colegio, asciende a 2.641.961,40 de euros más intereses.

Fernando Zunzunegui, socio director de Zunzunegui Abogados, destaca: “Esta sentencia demuestra que en el Project Finance no cabe todo. Condicionar la financiación de un colegio a contratar un swap carente de idoneidad no es legal y genera la responsabilidad del banco”.

Acceso a la sentencia completa aquí.

print button gray Condena a Santander y Caixabank a pagar dos millones y medio a un colegio por imponer la contratación de un swap

Deja un comentario