mauro sbicego z  s3qA Jv0 unsplash MiFID III a debate: la industria con los ojos en 2021Poco más de dos años después de la entrada en vigor del marco regulatorio de MiFID II, la Comisión Europea ha lanzado una consulta pública mediante la cual pretende recabar la opinión de los interesados sobre una próxima reforma del marco regulatorio, camino de MiFID III. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) han hecho públicos sus respectivos comentarios a la consulta, los cuales han despertado especial interés entre la industria.

A este respecto, desde el Instituto Español de Analistas Financieros (IEAF) organizaron el pasado miércoles un debate sobre la reforma de MiFID II entre representantes de la CNMV, INVERCO y BME, en el que abordaron, entre otros temas, los incentivos, la categorización de clientes y el análisis financiero.

Ante las recientes noticias acerca de la postura expresada en la respuesta a la consulta por parte del supervisor español sobre la prohibición de incentivos (“the CNMV would be supportive of an assessment of the possible introduction of a complete inducement ban for all retail products across the Union”), Víctor Rodríguez Quejido (CNMV) quiso puntualizar que “la Comisión está abierta a que se produzca el debate sobre la prohibición de incentivos”, pero que no ha adoptado ninguna posición al respecto.

En palabras de Ángel Martínez (Inverco), la experiencia de MiFID ha evidenciado que “hay cosas que mejorar”. Si bien, ha advertido que “esos cambios deben examinarse de forma cautelosa, porque todo cambio implica costes”. A la hora de emprender la reforma, el presidente de Inverco ha destacado varios puntos esenciales: la revisión de la información a los clientes profesionales y la flexibilización de las obligaciones, la alineación de los KIID de PRIIPs y de UCITS, la promoción de canales y soportes digitales para la remisión de información, la simplificación de las normas para los productos no complejos y, por último, la negativa a la prohibición de inventivos. Respecto a este último punto, Ángel Martínez indicó que una eventual prohibición de incentivos “impactaría mucho más en nuestro país” ya que los partícipes saldrían perjudicados ante una medida que no supondría un ahorro.

Respecto al análisis financiero y la revisión del unbundling, Jorge Yzaguirre (IEAF y BME) criticó que la actual normativa ha desembocado en escasez de análisis. Según el presidente de IEAF, aunque antes podría haber un exceso de análisis eso tampoco hacía daño, “estaba funcionando bien y no había problemas”. El representante de la CNMV, que adelantó que los primeros cambios se introducirían a principios de 2021, también dejó ver posibles deficiencias del sistema. Según Rodríguez Quejido, ante los posibles efectos negativos de la medida, la CNMV ha solicitado que se retire la norma o que haya una vía de escape por la cual las empresas puedan optar motivadamente por no participar.

La moderadora del acto, Gloria Hernández (FinReg360) también preguntó a los ponentes acerca de la posibilidad de una nueva categoría de clientes. En este sentido, tanto CNMV como Inverco reconocieron que no ven la necesidad de una categoría intermedia entre minorista y profesional, como sería la de «cliente semiprofesional» o «cliente minorista experto». Ángel Martínez sugirió que, en todo caso, la reforma debería dirigirse a dar más flexibilidad al profesional en materia de información, así como mayor flexibilidad al cliente retail para acceder a ciertos productos complejos.

print button gray MiFID III a debate: la industria con los ojos en 2021

Deja un comentario