STJUE (Sala Cuarta), de 2 de abril de 2020, en el Asunto C500/18, que tiene por objeto una petición de decisión prejudicial planteada, con arreglo al artículo 267 TFUE, por el Tribunalul Specializat Cluj (Tribunal Especializado de Cluj, Rumanía), mediante resolución de 2 de mayo de 2018, recibida en el Tribunal de Justicia el 30 de julio de 2018, en el procedimiento entre AU y Reliantco Investments LTD, Reliantco Investments LTD Limassol Sucursala Bucureşti

Sinopsis completa en PDF

foto sinopsis Contratar un CFD no determina per se dejar de ser consumidor (STJUE 2 abril 2020)

Calificación como consumidor y como cliente minorista: “[…] Según la jurisprudencia del Tribunal de Justicia el artículo 17, apartado 1, del Reglamento n.º 1215/2012 es aplicable cuando se cumplen tres requisitos: en primer lugar, una parte contractual tiene la condición de consumidor que actúa en un contexto que puede considerarse ajeno a su actividad profesional; en segundo lugar, se ha celebrado efectivamente el contrato entre dicho consumidor y el profesional, y, en tercer lugar, este contrato pertenece a una de las categorías incluidas en el […] referido artículo 17. Estos requisitos deben cumplirse de manera cumulativa, […] Como se desprende de la resolución de remisión, las cuestiones prejudiciales primera a tercera […] [d]el presente asunto se refieren […] a […] la condición de «consumidor» de una parte contractual. A este respecto, es preciso recordar que el concepto de «consumidor» en el sentido de los artículos 17 y 18 del Reglamento n.º 1215/2012 debe interpretarse de forma restrictiva, […] y no con la situación subjetiva de dicha persona, dado que una misma persona puede ser considerada consumidor respecto de ciertas operaciones y operador económico respecto de otras […] [S]olo a los contratos celebrados fuera e independientemente de cualquier actividad o finalidad profesional, con el único objetivo de satisfacer las propias necesidades de consumo privado de un individuo, les es de aplicación el régimen específico establecido por dicho Reglamento para la protección del consumidor como parte considerada económicamente más débil […]  Esta protección particular no se justifica en el caso de contratos cuyo objeto es una actividad profesional […] Por lo que atañe a contratos como los CFD celebrados entre una persona física y una sociedad financiera, el Tribunal de Justica ha declarado que tales instrumentos financieros están comprendidos en el ámbito de aplicación de los artículos 17 a 19 del Reglamento n.º 1215/2012 […] Por otra parte, es preciso recordar que el artículo 17, apartado 1, de dicho Reglamento no exige un comportamiento particular por parte del consumidor en cumplimiento de un contrato celebrado para un uso ajeno a su actividad profesional […] El Tribunal de Justicia dedujo de ello que factores como el valor de las operaciones efectuadas en virtud de contratos CFD, la importancia de los riesgos de pérdidas económicas que conlleva suscribir tales contratos, los eventuales conocimientos o experiencia de una persona en el sector de los instrumentos financieros o incluso su comportamiento activo en la realización de tales operaciones carecen, en principio, de pertinencia […] Lo mismo puede decirse del hecho de que el consumidor haya realizado un elevado volumen de operaciones en un plazo de tiempo relativamente breve o de que haya invertido cuantiosas sumas en ellas. En cuanto a la pertinencia, […] es preciso recodar que la circunstancia de que una persona sea calificada de «cliente minorista», en el sentido de la última disposición, es por sí sola irrelevante, en principio, a efectos de la calificación de esta como «consumidor», […] En estas circunstancias, también carece de pertinencia la cuestión de si el concepto de «cliente minorista», […] debe interpretarse a la luz de los mismos criterios que son pertinentes para la interpretación del concepto de «consumidor»” [Énfasis añadido]

 

print button gray Contratar un CFD no determina per se dejar de ser consumidor (STJUE 2 abril 2020)

Deja un comentario