[Extracto del artículo publicado por Luis Javier Sánchez en Confilegal]

Una reforma intervencionista y burocrática

ley hipotecaria aprobacion Primeras valoraciones tras la aprobación de la Ley HipotecariaPara Fernando Zunzunegui, presidente de Zunzunegui Abogados, “La ley de contratos de crédito inmobiliario merece una valoración positiva. Aunque con notable retraso, transpone la Directiva europea que protege a los clientes que se hipotecan para adquirir su vivienda. Estandariza la información financiera y exige al banco evaluar la solvencia del cliente que pide crédito. Se profesionaliza el mercado extendiendo a todos los prestamistas, incluidos lo no bancarios, unas mismas reglas”.

Confía “en el asesoramiento como la mejor herramienta para proteger los intereses de los prestatarios que se hipotecan. Es una reacción necesaria para hacer frente a la concesión irresponsable de crédito”.

Zunzunegui destaca que “con esta ley, por vez primera se regula en España el préstamo hipotecario. Existía una regulación de la hipoteca como garantía del banco prestamista, pero no existía un régimen del contrato préstamo hipotecario. En general, la banca era partidaria de no regular los contratos bancarios”.

Recuerda que, “de este modo, sus prácticas habituales se aplicaban entre las partes, como si de una costumbre se tratara. Ante este vacío legal se ha generado una conflictividad hasta ahora desconocida. Son decenas las cláusulas hipotecarias que los tribunales declaran nulas por abusivas”.

Otra cuestión que señala es que “la banca reacciona y utiliza la transposición de la Directiva europea para regular el contrato y su clausulado. Busca y consigue un puerto seguro en el reembolso o vencimiento anticipado y en los intereses de demora. Logra fijar un suelo cero a los préstamos hipotecarios, evitando pagar intereses negativos”.

Al mismo tiempo señala que “la ley añade un trámite en la contratación, una visita previa al notario para que levante acta de que el cliente ha sido informado y entiende los riesgos. De esta forma peculiar se avanza hacia la seguridad jurídica”.

Para este jurista “el resultado es una ley protectora del consumidor muy intervencionista que añade burocracia y controla precios y comisiones. Dota de cierta seguridad a la contratación de préstamos hipotecarios pero con un sistema alejado del mercado”.

Y comenta que “España pasa a ser una isla en la que va a ser difícil competir, un mercado cerrado a la competencia de la banca extranjera y a la oferta Fintech”.

Lea el artículo completo

print button gray Primeras valoraciones tras la aprobación de la Ley Hipotecaria

Deja un comentario