Policía Nacional chiringuito financiero 1 Chiringuito detectado, chiringuito cerradoEl 18 de abril, la Policía Nacional informó a través de nota de prensa del desmantelamiento de un chiringuito financiero que podría haber defraudado más de dos millones y medio de euros. Agentes de la Policía Nacional detuvieron a 79 personas por formar parte de esta organización, que podría haber operado en toda España. Entre los detenidos, se encuentran sus tres máximos dirigentes.

Se trata de un chiringuito que operaba sin licencia mediante páginas web, ofreciendo asesoramiento financiero con el fin de recibir transferencias por parte de pequeños empresarios y ahorradores que buscaban realizar una inversión rentable.

La organización contaba con un personal instruido para captar potenciales clientes mediante llamadas telefónicas y, en el momento en el que el cliente estaba interesado, les ofrecían distintas ofertas sobre productos financieros “de alta rentabilidad y riesgo mínimo”. Asimismo y según la nota de prensa de la Policía, antes de que concluyera una inversión, se le ofrecía al cliente nuevas opciones e insistían «hasta que el cliente solicitara recuperar lo invertido o disponer de sus ganancias, momento en el que se le informaba de que había perdido lo invertido».

Este desmantelamiento constituye la mayor intervención registrada en las actuaciones que dan fin a este tipo de prácticas. Además, la Policía Nacional afirma que la investigación del caso dio comienzo en septiembre de 2016, gracias a la denuncia por estafa presentada por un afectado en una oficina de Valladolid.

Acorde con fuentes de Cinco Días, algunos de los detenidos habían trabajado previamente para Dracon Partners Eafi, registrada en la Comisión Nacional del Mercado de Valores, cuya licencia fue retirada en 2012. Precisamente, uno de los detenidos en el chiringuito desmantelado es David Samper Bravo, quien ya afrontó como directivo y responsable de Aurea Negocios una sanción por la CNMV en 2008 y quien durante años ha sido objeto de investigación por el organismo supervisor. Por tanto, el chiringuito desmantelado era viejo conocido por la CNMV. Este supervisor financiero ya había publicado diversas advertencias de distintas webs que carecían de licencia para prestar servicios de inversión y que eran utilizadas por la organización.

Tras la operación policial, la CNMV ha publicado una advertencia sobre tres sociedades, relacionadas con el chiringuito financiero desmantelado, que no están autorizadas para prestar servicios de inversión: Bali Limited Ltd, Winmore Alliance y Pointinvestmentgroup.com.  El organismo regulador ha publicado múltiples advertencias sobre este tipo de prácticas y su portal también ofrece un decálogo para evitar chiringuitos financieros a través de una serie de consejos. Sin embargo, a pesar de las advertencias que ha realizado la Comisión durante el último año, se siguen produciendo casos de ofertas de servicios de inversión a través de internet por empresas no autorizadas. La CNMV tiene potestad para requerir el cese de toda práctica que sea contraria a la Ley del Mercado de Valores, como sucede con la prestación de servicios de inversión sin estar habilitado. Es un poder y deber de actuar.

Fernando Zunzunegui, profesor de Derecho de Mercado Financiero de la Universidad Carlos III, afirma: «La actuación de la CNMV debe ser preventiva, con cierre inmediato del chiringuito en cuanto se tiene conocimiento de su existencia. La tutela del mercado y del público inversor impone estas medidas cautelares. No bastan las advertencias. La CNMV debe actuar como policía del mercado y cerrar el chiringuito en cuanto es advertido».

print button gray Chiringuito detectado, chiringuito cerrado

Deja un comentario