feddd 300x240 La FED restringe la contratación de productos complejos por bancos sistémicosLa Reserva Federal de Estados Unidos (FED, en sus siglas en inglés) aprobó, el pasado 1 de septiembre, una norma para mejorar la estabilidad financiera que exige a los grandes bancos de importancia sistémica (G-SIB, por sus siglas en inglés) que modifiquen sus contratos para “evitar su cancelación inmediata si la firma entra en quiebra o en proceso de resolución”, según señala el organismo en nota de prensa.

La norma será de obligado cumplimiento a partir del 1 de enero de 2019 y afecta a un gran abanico de productos financieros, como derivados, préstamos de valores o acuerdos de recompra, de los grandes bancos que operan en Estados Unidos, como JP Morgan Chase o Citigroup.

“La regla final aborda un pilar clave de la reforma regulatoria post-crisis: mejorar la capacidad de resolución de las empresas más grandes” para evitar la amenaza que para la economía puede producir la cancelación masiva de contratos, tal y como ocurrió con Lehman Brothers, que “intensificó y prolongó la crisis financiera”, en palabras de Jerome H. Powell, gobernador de la Reserva Federal.

Para Fernando Zunzunegui, profesor de Derecho del mercado financiero en la Universidad Carlos III de Madrid, se trata de “una buena iniciativa que trata de atajar el principal problema de la regulación prudencial: el haber propiciado la creación de conglomerados financieros demasiado grandes para caer. La concentración bancaria derivada de la forma en que se ha gestionado la crisis financiera ha dado lugar a bancos sistémicos, cuya mera existencia es una amenaza para la estabilidad financiera. Deberían trocearse. Tienen demasiado poder de mercado. Su funcionamiento es tan sofisticado que los supervisores van a remolque. Tienen que recibir explicaciones de los bancos para entender sus productos y poder supervisarlos. Limitar la creación y contratación de productos de alto riesgo sistémico por la gran banca es un primer paso en la buena dirección”.

 

Referencias

Deja un comentario