mister13 Las mismas malas prácticasEn España se discuten hasta los hechos más frecuentes. No hacía falta enviar a inspectores de incógnito para conocer que los bancos siguen comercializando de forma incorrecta productos financieros. Pero ya tenemos la confirmación. La CNMV ha publicado el resultado de un ejercicio de «cliente misterioso» o «mystery shopping» que desvela que son frecuentes las malas prácticas.

En las actuaciones comerciales los bancos se presentan como asesores. Lo cual determina que los clientes desconozcan la verdadera naturaleza del servicio prestado. Perciben de forma errónea que están siendo asesorados. Las entidades ocultan al supervisor que siendo vendedores se presentan ante sus clientes como asesores. Tampoco informan con suficiente claridad de las comisiones, costes y gastos. Colocan participaciones en fondos de inversión gestionados por su grupo entre la clientela depositante. Al hacerlo mezclan el semáforo verde del depósito con el ámbar o rojo del correspondiente fondo. Destacan las ventajas y silencian los riesgos. Con frecuencia no entregan el preceptivo de documento de datos fundamentales. La ficha que entregan no cumple las exigencias legales de claridad requerida en la información financiera. Esto no son debilidades, son infracciones graves a las normas de ordenación y disciplina del mercado de valores.

No son incumplimientos aislados, muchos de ellos son frecuentes. Es un comportamiento endémico. Desde hace más de un lustro hay comunicaciones frecuentes de la CNMV a la industria sobre estas mismas malas prácticas u otras similares. Pero ni estas advertencias, ni las decenas de miles de condenas judiciales por incorrecta comercialización de productos financieros, han dado lugar a un cambio en la actuación de las entidades. Tampoco las multas les han hecho reaccionar.  No hay cambio de conducta. Siguen con la misma cultura que nos ha llevado a la crisis y a la progresiva pérdida de confianza de los ahorradores en las entidades bancarias.

Referencia

1 COMMENT

  1. De Wikipedia:

    “El trastorno de personalidad antisocial (TPA), a veces llamado sociopatía, es una patología psiquiátrica. Las personas que la padecen no pueden adaptarse a las normas sociales, como son las leyes y los derechos individuales.”

    “Las personas que padecen este trastorno sufren un mal de índole psiquiátrico, un grave cuadro de personalidad antisocial que les hace rehuir las normas preestablecidas; no saben y no pueden moldearse a ellas. A pesar de que saben que están haciendo un mal, actúan por impulso, cometiendo incluso delitos graves.”

    “Entre las características más comunes del TPA se encuentran la ausencia de empatía y remordimiento, también una visión de la autoestima distorsionada, una constante búsqueda de nuevas sensaciones (que pueden llegar a extremos insólitos), la deshumanización de la víctima o la falta de preocupación a las consecuencias.”

    No digo más.

LEAVE A REPLY