banco santander 300x200 Santander se mantiene como entidad sistémica global frente a BBVA que deja de serloBanco Santander seguirá siendo considerado como Entidad de Importancia Sistémica Mundial (EISM) para 2018. El banco presidido por Ana Botín fue designado tan solo hace un mes como banco de riesgo sistémico para 2017. Por este motivo la entidad estará sujeta a un requerimiento adicional de capital, el denominado colchón de capital de EISM, equivalente al 1% de su exposición total al riesgo en base consolidada a partir de 2019, según ha informado el supervisor español en nota de prensa. No obstante, ha indicado el Banco de España en su comunicado, el colchón aplicable en 2018 será del 0,75%, atendiendo a la Disposición Transitoria Décima de la Ley 10/2015, que establece un periodo de implantación gradual, por el que “únicamente será exigible en ese año el 75% del colchón total”.

Banco Santander ha recibido esta designación tras ser clasificada dentro de la primera subcategoría con 202 puntos en el indicador que se utilizar para clasificar a las EISM.

Con esta decisión, el Banco de España aplica el acuerdo del Consejo de Estabilidad Financiera (FSB por sus siglas en inglés) de 2016, adelantándose un año la adopción de los acuerdos del FSB en materia de entidades de importancia sistémica.

El supervisor ha explicado que en el caso de que Banco Santander mantuviera en 2018 su condición de Otra Entidad de Importancia Sistémica (OEIS), o entidad sistémica nacional, deberían tomarse en consideración las reglas de aplicación conjunta de los colchones de EISM y OEIS previstas en la norma 23 de la Circular 2/2016. La decisión de ser designada o no como OEIS en 2018 se tomará en el cuarto trimestre de 2017.

El pasado mes, el Banco de España designó las EISM para 2017, dejando fuera de este nivel a BBVA, que dejará de ser considerada como entidad sistémica de riesgo mundial a partir del próximo 1 de enero, “por mantener una puntuación inferior al umbral de 130 puntos establecido para la identificación como EISM”.

Durante la reciente crisis financiera iniciada en 2007, las repercusiones de la quiebra o deterioro patrimonial de varias instituciones financieras globales y de gran tamaño alcanzaron a todo el sistema financiero. Los supervisores y otras autoridades relevantes contaban con limitadas opciones para evitar que problemas de entidades individuales se propagasen y, con ello, socavasen la estabilidad financiera. Dados los costes financieros y económicos asociados a las intervenciones públicas, así como el consiguiente aumento del riesgo moral, fue preciso aplicar medidas adicionales encaminadas a reducir la probabilidad y gravedad de los problemas que nacen de la quiebra de instituciones financieras de importancia sistémica mundial, según el Comité de Supervisión de Basilea.

Referencias

Nota de Prensa. El Banco de España designa a Banco Santander como Entidad de Importancia Sistémica Mundial para 2018.

Nota de Prensa. El Banco de España designa a las entidades sistémicas en 2017 y establece sus colchones de capital.

Texto Normativo. Comité de Supervisión Bancaria de Basilea. Bancos de importancia sistémica mundial: metodología de evaluación y requerimiento de absorción de pérdidas adicional.

LEAVE A REPLY