La banca británica podría hacer su ‘Brexit’ en 2017

city“Muchos de los pequeños bancos podrían comenzar a reubicarse antes de Navidad. Los más grandes podrían esperar al primer trimestre de 2017”. Así se expresó este domingo el responsable de la Asociación de Banqueros de Reino Unido (BBA, por sus siglas en inglés), Anthony Browne, sobre la posibilidad de que parte de las firmas bancarias dejen la City a raíz del Brexit. Según se desprende de su artículo publicado en  The Observer, estaríamos ante una de las primeras consecuencias de la salida de Reino Unido de la Unión Europea: “la banca será probablemente el sector más afectado de la economía por el Brexit”.

¿El Brexit será duro o blando? ¿Rápido o lento? Se pregunta. Lejos de este debate que considera que “no va en la dirección correcta”, el autor centra su artículo en algunas de las nefastas consecuencias para la banca británica tras ejecutarse la salida. Más allá de las posibles tarifas o aranceles comerciales en el Canal de la Mancha, su preocupación gira en torno a los derechos que tendrá la banca con sede en Reino Unido para comercializar servicios financieros en la Unión Europea.

El responsable de la patronal ve normal que países como Alemania, Francia, Irlanda o España quieran pescar en río revuelto. “Es entendible que otras ciudades europeas quieran atraer el empleo de Londres”, considera. “La oportunidad para el negocio no fue el día después del referéndum, será el día después de que abandonemos la Unión Europa. Los bancos podrían estar al borde del precipicio, con el pasaporte de derechos caducado y nada que lo remplace”, ha criticado duramente. La banca tendría que prepararse “para lo peor”, ya que “establecer barreras al comercio y los servicios financieros en el canal será perjudicial para todos”, ha añadido. Incluso para el viejo continente si Reino Unido opta “por un Brexit duro”.

El responsable de la patronal considera que hay consenso en cuanto que “el mercado financiero integrado de Europa es una realidad exitosa. Ayuda a los ciudadanos europeos a obtener mejores resultados para sus ahorros y crea empleo, también en Reino Unido, donde los servicios financieros emplean a más de un millón de personas, dos terceras partes fuera de Londres”.

“La mayoría de los bancos internacionales disponen de equipos que están trabajando en ver qué acciones tienen que desarrollar para asegurar que pueden continuar prestando servicios a sus clientes, las fechas en que deben hacerlo y estudiar la mejor forma posible”, sostiene. Goldman Sachs es una de las firmas que está estudiando la posibilidad de reubicar a cerca de 2.000 empleados de Londres en Europa. Mientras tanto, la federación británica de entidades financieras TheCityUk, hizo público en abril de este año un informe de la consultora PWC –antes de celebrarse el referéndum- donde cifró entre 70.000 y 100.000 los empleados del sector que podrían ser reubicados en otras ciudades europeas como consecuencia del Brexit.

Según Browne, están en juego 1,1 billones de libras (1100 millones). La cantidad que las firmas financieras que residen en Reino Unido prestan a empresas y gobiernos de los 27 países de la Unión en la actualidad, y que permiten al continente “mantenerse a flote financieramente”.

Referencias

Brexit politicians are putting us on a fast track to financial jeopardy

TheCityUk. PWC. Leaving the EU: Implications for the UK financial services sector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>