El retraso en la adopción de Basilea III puede ocasionar “una presión innecesaria”

sum_07062013El Banco Internacional de Pagos de Basilea (BIS, por sus siglas en inglés) ha publicado esta semana un informe destinado a informar a los líderes del G20 sobre la aplicación de las reformas de Basilea III y acercar la situación de la banca. En él se critica el retraso de algunas jurisdicciones en aplicar las normas de regulación propuestas y la consecuente adaptación de la banca. No obstante, el organismo destaca el progreso de la banca internacional en el fortalecimiento de sus colchones de capital y liquidez, sobre todo en los últimos cinco años.

El BIS reconoce que “las entidades continúan construyendo colchones de capital y liquidez elevados y de calidad mientras reducen su apalancamiento”. Sin embargo, hay desafíos importantes, “en particular el que tiene que ver con el plazo para adoptar la regulación de los estándares por algunas jurisdicciones”.

El retraso de la implementación, alertan desde el BIS, puede tener consecuencias y poner “en una presión innecesaria a las jurisdicciones que ya han implementado los estándares en los plazos acordados”. El banco ha recordado que la adopción de estos requisitos debería hacerse de la forma más sincronizada posible porque hay países en los que están operando entidades de actividad global.

También se expone el plan de trabajo a seguir. Este documento podrá ser analizado por el G20 en la próxima reunión que se celebrará el 4 y 5 de septiembre en China. Destacan como principales puntos de la hoja de ruta la intención de seguir monitorizando la adopción e impacto de los estándares de Basilea III; completar los análisis pendientes sobre la consistencia la implementación de los requisitos sobre capital riesgo (hasta final de 2016); continuar analizando el ratio de coeficientes de liquidez (LCR) en cada jurisdicción (hasta final de 2017) así como la implementación del coeficiente de financiación estable neta (NSFR), por el que se limita la excesiva dependencia de la financiación mayorista a corto plazo, y el ratio de apalancamiento. Estos ratios tienen el fin de favorecer una financiación sostenible.

El organismo ha mostrado su predisposición para continuar apoyando a las autoridades nacionales en la implementación de los estándares y en la supervisión de las prácticas sobre gestión de riesgos. Desde la publicación de los estándares a principios en 2013, los bancos han mejorado la gobernabilidad interna y  aumentado la capacidad de detectar riesgos, sostiene.

Referencias

Implementation of Basel standards – A report to G20 Leaders on implementation of the Basel III regulatory reforms

Nota de prensa del BIS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>