Extracto vía Funds People, por Jaime Pinto

966b9133e4e0ccb8 300x231 Fernando Zunzunegui: “Hay que regular el asesoramiento automatizado”El retraso de la entrada en vigor de MiFID II no ha supuesto que las entidades de asesoramiento en España rebajen su nivel de preocupación en cuanto a las implicaciones que traen la nueva normativa. Tampoco sobre aquellos factores sin definir. Dos meses después de asumir el cargo de nuevo coordinador de Regulación de EFPA España, Fernando Zunzunegui repasa para Funds People cuáles son las principales cuestiones que afectan a la industria nacional a nivel legal.

¿Es MiFID II el mayor reto para la industria de asesoramiento en España? ¿Está la industria española preparada?

MiFID II es la principal norma de la Unión Europea en relación con la prestación de servicios de inversión. No supone un cambio en los principios establecidos en MiFID I en el año 2004. Lo que hace es desarrollar la transparencia y la protección el cliente e introducir novedades importantes como es la exigencia de una cualificación financiera en los asesores financieros y en todos aquellos que informan al cliente. La industria española está perfectamente preparada para adaptarse a MiFID II. Tiene los medios y la capacidad para competir en este nuevo entorno. Lo que se necesita es un cambio de cultura, más orientada al cliente.

¿Qué factores de esta normativa pueden suponer un mayor problema?

MiFID II profesionaliza el sector con el fin de restaurar la confianza con el cliente. Es una oportunidad para mejorar la calidad en la prestación de servicios financieros en un entorno más competitivo. Exige una gestión especial de los incentivos, en particular de las retrocesiones. Se hace necesario diferenciar entre el asesoramiento independiente y el dependiente. Se eliminan las retrocesiones en el asesoramiento independiente y en la gestión de carteras.

Hay todavía cuestiones que deben ser clarificadas o lagunas regulatorias que surgen de la innovación financiera. Por ejemplo, hay que regular el asesoramiento automatizado: los roboadvisors, y ver en qué medida es una actividad que queda dentro del ámbito del asesoramiento regulado o cuándo debe ser considerado asesoramiento genérico no regulado. Como todo cambio normativo, MiFID II supone una carga de cumplimiento normativo y un esfuerzo económico para las entidades. Esto puede ser un problema para las pequeñas firmas pero hay que considerarlo como una inversión porque va a permitir mejorar la prestación del servicio y competir tanto con las entidades nacionales como con las que prestan servicios a distancia desde el exterior (…).

Lea la entrevista completa en Funds People

Deja un comentario