pago tarjetas de crdito 300x169 “Sorpasso” del plástico sobre el efectivoLa batalla librada en torno a las comisiones de los cajeros ya ha tenido sus primeras consecuencias. Por primera vez en España, las compras con dinero de plástico han superado a la retirada de efectivo. Este mes de febrero el Defensor del Pueblo llegó  incluso a plantear al Ministerio de Economía fijar un máximo de comisión en los cajeros automáticos. La institución comunicó que había un gran desconocimiento de los usuarios sobre la comisión que tendrían que pagar si retiraban el dinero en una entidad que no era la suya. Pues bien, los datos publicados por el Banco de España evidencian una respuesta clara de los usuarios: trasvase hacia la compra con dinero de plástico en el primer trimestre de 2016.

Atendiendo a los datos publicados por el supervisor, los pagos con tarjeta ascendieron a 27.816,74 millones de euros, mientras que el efectivo retirado fue de 26.606.07 millones. Esto representa un 4,5% de diferencia entre ambas formas de pago.  El ascenso del pago con dinero de plástico representa un aumento interanual del 10,37%. La retirada de efectivo también ha crecido ligeramente, en un 2,84%, aunque lejos del vertiginoso ritmo al que aumenta el pago con tarjeta. Hay más de 70 millones de tarjetas en circulación.

En los últimos años, según los datos acumulados que ha ido publicando el Banco de España, se ha producido un crecimiento exponencial de esta modalidad de pago. Si bien este año se ha disparado un 10%, los dos anteriores creció a un ritmo del 7,43% y 6,12% respectivamente. 

En ello ha influido la famosa guerra de las comisiones en los cajeros que se libró el año pasado y que hizo pronunciarse al Defensor del Pueblo. Desde principios de 2016 es la empresa dueña del cajero quien cobra una comisión a la entidad bancaria emisora de la tarjeta, siendo el banco el que tiene el poder de decisión de cargarle un coste al usuario que hace uso del cajero de la entidad sin ser cliente. Ello ha llevado a que muchos clientes únicamente saquen efectivo en su entidad para ahorrarse las comisiones, fomentando así el pago con tarjeta, uno de los deseos del sector bancario.

Es una cuestión de futuro, pero también de presente. La generación millenial es una generación acostumbrada al comercio electrónico, algo que puede desterrar el hábito de los españoles, más propensos al comercio con dinero en efectivo. Según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), la facturación del comercio electrónico en España ha aumentado en el tercer trimestre de 2015 casi un 30% -exactamente un 29,2%- con respecto al mismo periodo del año anterior, hasta alcanzar los 5.302,6 millones de euros.

Referencias

Deja un comentario