jis 001131 300x200 El Banco de España inspecciona la transparencia hipotecariaEl Banco de España presentó recientemente su informe anual de 2015, donde las cláusulas suelo cobran un papel importante. Destaca el documento que en el pasado año se abrieron ocho inspecciones in situ a entidades de crédito sobre  “el cumplimiento de los requisitos de transparencia exigibles a los préstamos y créditos con garantía hipotecaria, con especial atención a la adecuada previsión contractual y a la aplicación de las denominadas cláusulas suelo”.

Las reclamaciones realizadas por los usuarios de servicios bancarios descendieron en más de un 30% con respecto al año 2014. En total hubo 20.262 reclamaciones. El supervisor español atribuye esta bajada “al descenso de las reclamaciones referidas a las cláusulas suelo”. La realidad es que esta notable bajada de las reclamaciones corresponde a que la mayoría de afectados ya tienen procesos judiciales abiertos o negocia acuerdos con las entidades. El número de consultas recibidas por teléfono también disminuyó en 2015 en un 29%. La cifra total registrada es de 38.804.

Con la entrada en 2014 del Banco de España en el Mecanismo Único de Supervisión (MUS), se produjo un cambio en las tareas supervisoras por parte del BdE, debido a que el reglamento del MUS impone una distinción entre entidades significativas, supervisadas directamente por el Banco Central Europeo (BCE) junto con la autoridad nacional, y las menos significativas, de las que se ocupa directamente el BdE y de forma indirecta el organismo europeo.

De esta forma, el BCE supervisó de forma directa el 96% de los activos del sistema financiero español. El BdE supervisó también de forma directa 73 grupos menos significativos. En sus tareas supervisoras, el Banco de España realizó 37 requerimientos y recomendaciones a las entidades de crédito. Estas versaron sobre el riesgo de crédito (41% del total), las políticas de gestión y control interno (27%) y cuestiones relacionadas con recursos propios y solvencia (16%).

Por otra parte, en el ámbito de la supervisión de la idoneidad de los altos cargos de las entidades, el Banco de España tramitó en 2015 un total de 435 expedientes. De ellos, 266 correspondían a entidades de crédito, 88 a establecimientos financieros de crédito, 45 a entidades de pago, 18 a entidades de dinero electrónico, 14 a sociedades de tasación y 4 a establecimientos de cambio de moneda.

El Banco de España también participó en 2015 en diferentes organismos internacionales relacionados con la estabilidad financiera, política prudencial y análisis macroprudencial. En la Junta Europea de Riesgo Sistémico, los temas de mayor interés fueron análisis de vulnerabilidades para la valoración de los riesgos de inestabilidad financiera de la Unión Europea, la revisión de los indicadores de riesgo, el desarrollo de instrumentos macroprudenciales, la evaluación de los riesgos y repercusiones de la existencia de unos tipos de interés muy bajos y el estudio sobre el tratamiento regulatorio de la tenencia de deuda pública por parte de las entidades de crédito.

El supervisor español, que también forma parte del Consejo de Estabilidad Financiera (FSB), informa de que España contribuyó a la finalización del diseño de un nuevo requerimiento sobre capacidad total de absorción de pérdidas para las entidades bancarias de importancia sistémica global. El documento, que fue publicado en noviembre de 2015, y que estará operativo desde enero de 2019, se incluye dentro de los trabajos del FSB para hacer frente al problema relacionado con las entidades “demasiado grandes para quebrar”.

Referencias

Informe anual 2015 del Banco de España

Deja un comentario