esma 300x172 ESMA destaca la importancia de MiFID II en su informe anualEn cinco años de existencia, la Autoridad Europea de Valores y Mercados  ESMA ha centrado sus esfuerzos en asegurar un sistema financiero más fuerte. Entre sus principales logros se encuentra el mayor proyecto de regulación financiera de la última década en la Unión Europea, es decir, la nueva Directiva sobre Mercados de Instrumentos Financieros MiFID II. En palabras de su presidente, Steven Maijor, MiFID II “no debe ser subestimada” porque “arrastrará la mayor parte de los productos de los mercados extrabursátiles a un régimen regulatorio. MiFID II está en el centro de un programa reformador surgido tras la crisis de los mercados y representa el trabajo de duro trabajo de ESMA durante dos años”.

Los objetivos de la autoridad europea en este 2015 estuvieron asentados sobre tres pilares: la protección del inversor (reforzar sus derechos e informar sobre sus responsabilidades), el ordenamiento de los mercados (promoviendo la integridad, transparencia y eficiencia en las estructuras) y la estabilidad financiera (preparando al sistema para situaciones de estrés y escenarios adversos). Los cuatro campos que abordó ESMA en 2015 fueron la convergencia, la monitorización de riesgos, el reglamento único de mercados financieros y la supervisión de las entidades.

En cuanto a la convergencia, ESMA, junto con otros cuerpos supervisores, estableció un sistema de supervisión basado en armonizar y fomentar la integridad y la eficiencia. Como ejemplo de ello es la creación de un comité sobre estándares de convergencia en la supervisión. Sin duda es MiFID II donde más ha focalizado ESMA su trabajo durante el pasado año, publicando guías referidas a los productos financieros complejos y los estándares  seguir a la hora de ofertárselos a los clientes.

Uno de los puntos clave del documento es la estrecha colaboración que ha mantenido ESMA con la Autoridad Bancaria Europea (EBA) y la Autoridad Europea de Seguros y Pensiones de Jubilación (EIOPA) en temas como los Documentos Clave de Información (KID, por sus siglas en inglés). Destaca la consulta pública que el comité conjunto de estas tres autoridades (ESAs) realizó en noviembre, donde se recogían iniciativas como un indicador de riesgos que clasifica las amenazas en siete niveles así como el protocolo de actuación ante escenarios adversos.

La monitorización y posterior análisis de los riesgos es otra de las áreas en las que ha trabajado ESMA este año con el objetivo de detectar vulnerabilidades en el sistema y posibles oportunidades. En 2015, la institución monitorizó los riesgos de los mercados europeos y contribuyó con las actividades Consejo de Riesgo Sistémico Europeo (ERSB). ESMA también alertó a los inversores sobre el impacto sistémico que podrían tener actividades derivadas de banca en la sombra.

La crisis financiera también ha puesto de manifiesto los efectos negativos de contar una legislación no armonizada. Es por ello que fue necesario introducir instrumentos efectivos para homogeneizar el sistema. Para favorecer una mayor coherencia y una legislación más segura, ESMA desarrolló Estándares Técnicos de Implementación (ITS) en busca de un reglamento único con el fin de proteger al inversor. Destaca el supervisor que ha tenido que procesar más de 5.000 páginas con comentarios con la finalidad de utilizarlos para la confección de dichos estándares.

En cuanto a la tarea supervisora. ESMA ha comunicado que la supervisión ha sido diaria, con diversas reuniones con las entidades supervisadas, con inspecciones in situ e investigaciones minuciosas.

Referencias

Informe anual 2015 de ESMA

Deja un comentario