fotonoticia 20150624111712 1280 300x200 La CNMV adopta las directrices de formación de ESMAHace unos días, el director de Autorización y Registro de la CNMV, Antonio Moreno, sembró la duda al asegurar que “en los próximos meses ya se verá” la línea que seguirá la CNMV en relación con la adopción de las directrices marcadas por el supervisor europeo para la evaluación y competencias de los actores financieros. Moreno informó sobre el debate que estaba teniendo lugar en la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) y que sería la CNMV la que decidiría “si cumple o no las directrices”.

Ya hay respuesta. Finalmente, la CNMV obedece a ESMA y adopta las directrices. Estas tienen que ver con los criterios para la evaluación de los conocimientos y competencias del personal que presta el servicio de asesoramiento o que proporciona información sobre instrumentos financieros. Está previsto que los criterios, publicados por ESMA en español en marzo, se apliquen a partir del 3 de enero de 2018, cuando arranca MiFID II. El objetivo es que estas normas ayuden a las entidades a cumplir sus obligaciones de actuación en interés de los clientes y a las autoridades competentes a evaluar correctamente el cumplimiento.

La CNMV tendrá que publicar información sobre el período de tiempo exigido para obtener la experiencia oportuna, el período máximo de tiempo en el que el empleado que carezca de la cualificación adecuada o experiencia puede trabajar bajo supervisión y si la revisión de la cualificación adecuada del empleado debe realizarla la sociedad o un organismo externo.

Las sociedades tendrán que asegurarse de que el personal que proporcione información sobre productos de inversión, servicios de inversión y servicios auxiliares, cuenta con los conocimientos y competencias necesarios para cumplir con los objetivos mínimos. Es decir, que conoce las características, riesgos y aspectos esenciales de los productos que se oferten, y el importe total de costes y gastos en los que incurra el cliente.

En cuanto a los criterios de conocimientos y competencias del personal que presta asesoramiento en materia de inversión, destaca el de conocer cómo el tipo de producto de inversión ofrecido por la sociedad puede no ser adecuado para el cliente, tras haber evaluado la información pertinente facilitada por el cliente en relación con posibles cambios que puedan haber ocurrido desde que se recopiló la información. También el de conocer los fundamentos de la gestión de carteras, incluido el de ser capaz de saber las implicaciones de la diversificación relativa a las alternativas de inversión individuales.

Las entidades también tendrán que llevar a cabo una revisión interna o externa, al menos una vez al año, de la evolución y las necesidades de experiencia del personal. Esta revisión también garantizará que los empleados cuentan con la cualificación adecuada y que conserva y actualiza sus conocimientos y competencias.

Referencias

Comunicado de la CNMV fechado el 23/05/20016

Directrices de ESMA para la evaluación de los conocimientos y competencias

LEAVE A REPLY