Extracto vía Alternativas Económicas, por Andreu Missé

bankia 300x209 Bankia cede por temor a un alud de pleitosHa sido una victoria sin precedentes de los pequeños inversores. En el mundo financiero nunca se había visto que se devolviera el dinero captado en una salida a Bolsa, y menos de un banco. Ha sido el triunfo sin paliativos de cientos de miles de afectados, las asociaciones de consumidores y de unos abogados tenaces. Bankia, agobiada por casi 125.000 reclamaciones en varios frentes (76.546 demandas judiciales y 27.448 solicitudes extraprocesales por la salida a Bolsa y 21.555 acciones judiciales por las preferentes y subordinadas), se encontraba realmente en una situación muy comprometida y con un pasado fardo que destruía cada día su reputación. Hay que tener en cuenta que Bankia ha perdido hasta ahora el 95% de los pleitos por la salida a Bolsa y sólo ha ganado el 9% de los juicios por participaciones preferentes y obligaciones subordinadas.

En esta coyuntura, las dos sentencias del Tribunal Supremo del pasado 26 de enero fueron la gota de agua que desbordó el vaso. El Alto Tribunal sentenció que Bankia debía devolver el dinero a unos pequeños ahorradores que habían adquirido acciones de la entidad (9.997,50 y 20.868,75 euros). Las sentencias del Supremo desbarataron uno por uno los argumentos jurídicos esgrimidos hasta entonces por Bankia en todas las instancias judiciales (…).

La solución adoptada finalmente por Bankia el pasado 17 de febrero consistió, sin embargo, en la devolución de toda la inversión en el caso de los pequeños inversores con un interés del 1% anual. Esta solución había sido auspiciada por la Asociación de Defensa de los Accionistas de Bankia (AdaBankia), que el 12 de febrero había dirigido una queja a la defensora del Pueblo, Soledad Becerril, y escrito al FROB para que este organismo público promoviera que el banco recomprara directamente las acciones de los pequeños accionistas (…).

A juicio del abogado Fernando Zunzunegui, especialista en derecho bancario y regulación financiera, “la devolución del dinero es un acontecimiento histórico. Jamás internacionalmente se ha devuelto el 100% del dinero. Claro que la escala del fraude a los minoristas nunca había llegado a este nivel”. En su opinión, “el dinero que devuelven es un reembolso, no es dinero de los contribuyentes”. Y añade que es una decisión muy positiva “porque reponen el fraude y ahorran mucho sufrimiento”. “Aquí”, agrega, “hay cientos de miles de familias a las que les devolverán el ahorro que tenían para la jubilación o para la vejez, y encima les llamaban avariciosos”.

Condena por daños morales

Los abusos bancarios han causado graves perjuicios económicos a millones de ciudadanos, pero también padecimientos psicológicos que hasta ahora sólo habían merecido compensación en muy pocos casos. Esta situación está empezando a cambiar poco a poco. Una reciente sentencia judicial acaba de condenar a Bankia a abonar 6.000 euros en concepto de “daños morales” por el sufrimiento psicológico sufrido por una mujer en su intento por recuperar el dinero que Caja Madrid, posteriormente integrada en Bankia, le había colocado en participaciones preferentes (…).

En relación con este caso hay que señalar que el año pasado se constituyó la Fundación Finsalud, dedicada a la defensa de las personas que han sufrido daños en la salud por pérdidas financieras súbitas, imprevistas e importantes. La fundación ha puesto en marcha un estudio para averiguar los efectos de los fraudes bancarios sobre la salud de las personas.

Deja un comentario