Vía eldiario.es por Juan Cruz Peña Pérez [extracto]

acuerdo 300x225 Los bancos ofrecen ahora pactos a los preferentistas para evitar perder más juiciosEn enero de este mismo año, el presidente de Liberbank se plantaba en Cantabria para decirles a todos los clientes que se vieron afectados por la compra de preferentes, un producto bancario de alto riesgo que se comercializó de forma indiscriminada entre los depositantes y que terminó por ser un gran fiasco, que antes de denunciar al banco fueran a hablar con el responsable de su entidad para intentar llegar a un acuerdo.

La renovada voluntad de la entidad compuesta por la fusión de las extintas CajaAstur, Caja Extremadura y Caja Cantabria obedece a una nueva estrategia que está siguiendo la banca que colocó preferentes y otros productos tóxicos ante el alto porcentaje de causas que están perdiendo en los tribunales. (…)

En este sentido, evitar el banquillo les permite negociar a la baja una cantidad a pagar a los afectados que el juez estimaría más alta y les exoneraría de tener que sufragar las costas del pleito, al margen de la mejora de su imagen pública, que no se vería salpicada por la sentencia inculpatoria de un juez.

Además, la fortaleza de medios y recursos que tiene cualquier entidad para negociar ante sus clientes minoristas, le permite apretar las clavijas al máximo en la negociación para sacar un mayor rédito a sus intereses. Y es que aunque el cliente sepa que la mayoría de casos se ganan, no todo son ventajas.

Tal y como explica Fernando Zunzunegui, presidente del bufete Zunzunegui abogados y experto en litigios de este tipo, los afectados suele aceptar aquello que les propone el banco, ya que, bien sea a través de una conciliación, bien sea con un acuerdo extrajudicial, “el afectado evita la incertidumbre de un juicio, que repercute directamente en su salud”. Por otro lado, Zunzunegui explica que “los propios preferentistas tienen muchas cautelas sobre los abogados; muchos desconfían de la justicia y aunque la mayoría de juicios se ganan -entorno al 85%-, existe también la posibilidad de perder del 15%”. Todo ello lleva a que gran parte de los preferentistas no llegue ni a denunciar, con el ahorro que supone para las entidades. (…)

Pero además, el ahorro está siendo aún mayor si cabe dado que la conciliación y la vía extrajudicial está permitiendo a los bancos llegar a acuerdos ventajosos para sus intereses con aquellos que sí dan el paso y deciden denunciar a su banco. Zunzunegui explica que “aprovechan su mala conducta para hacer negocio, algo habitual en la banca”. Este abogado experto en la materia “va un paso más adelante y estima que la CNMV debería obligar a devolver el dinero a todos los clientes, dado que procede de una mala praxis generalizada, y no sólo, como se está haciendo, a aquellos que se atreven a denunciar”.

En el caso de Liberbank, varios juzgados de Asturias han recibido de forma masiva durante esta primavera peticiones de conciliación entre los preferentistas y el banco. En el acuerdo, el denunciante recibe el capital inicial invertido y renuncia  al devengo de los intereses que ese dinero hubiera podido producir desde el momento de la compra de preferentes u otro tipo de productos fraudulentos hasta el momento actual. El pacto no se queda ahí, ya que Liberbank obliga a los afectados que firmen esta conciliación a confiar ese dinero en la propia entidad en un depósito a plazo fijo, inmovilizado obligatoriamente durante dos años con un 0,5% de interés. (…)

Deja un comentario