Fernando Zunzunegui, publicado en El País [extracto]

Leer en PDF.

bancomadrid 300x190 El corralito de la CNMV en Banco Madrid
BANCO MADRID. NUEVOS LOGOS OFICINA PASEO DE LA CASTELLANA. MADRID

La actividad principal de Banco Madrid era la inversión colectiva. Es un grupo que cuenta con su propia gestora y su propio depositario. Su bróker es Interdin. La CNMV es la autoridad del mercado con poder para intervenir o sustituir a los administradores de todas estas entidades. Puede declarar su insolvencia y en caso de concurso designar al administrador concursal. En principio, la quiebra de Banco Madrid no tenía por qué afectar a los clientes titulares de los valores, pues la ley en caso de concurso separa el patrimonio de los clientes del patrimonio del Banco, y la CNMV está obligada a facilitar el traspaso de las posiciones a terceras entidades.

Pese a la claridad del mandato legal y al poder que ostenta, la CNMV está demostrando su incapacidad para gestionar la crisis de Banco Madrid. Los valores siguen bloqueados y se ha puesto en cuestión el reembolso de los efectivos.

Han pasado dos meses desde que el Tesoro estadounidense denunciara a la matriz de Banco Madrid por blanqueo de capitales, con cierre de sus operaciones en el mercado interbancario. Con esta decisión, la suerte del banco estaba echada. En una operación de fin de semana el Banco de España y la CNMV deberían haber solucionado la crisis, traspasando el negocio a otra entidad con capacidad y solvencia suficiente para asumir el negocio. Pero se ha actuado tarde y mal. Ha faltado la debida coordinación entre los supervisores. El Banco de España dejó abierta la caja de Banco Madrid propiciando una fuga de depósitos que dio lugar a su iliquidez y en definitiva a su insolvencia. Tardó un mes en rendir cuentas de las tareas realizadas. (…)

El mercado sigue con atención la crisis de Banco Madrid tomando buena nota de lo sucedido. A partir de ahora los depósitos por encima de los 100.000 euros son activos de riesgo, en particular si están depositados en un banco demasiado pequeño para ser rescatado. A su vez la solución ofrecida por la CNMV para tratar de superar el enfrentamiento con el administrador concursal de Banco Madrid pone en entredicho el uso de cuentas ómnibus. Por fin, habrá que tener muy en cuenta que la inversión en fondos depositados y gestionados por un mismo grupo bancario que además emite los activos en los que se materializan las inversiones crea el riesgo de que los fondos de inversión se vean afectados por la insolvencia del banco.

Deja un comentario