Sinopsis completa en PDF

not13 Desestimación de nulidad de préstamo multidivisa con opción del prestatario sobre el tipo de divisa (sinopsis SAP Barcelona 21 enero 2014)

Petitum de la demanda según la SJPI: “solicitó de este Juzgado se dictara sentencia por la que se declara la nulidad y subsidiariamente la anulabilidad de las cláusulas del pacto segundo C y D “opción multidivisa” del contrato firmado en fecha 27 de noviembre del 2007 con “Catalunya Banc SA” y, por lo tanto, la nulidad y subsidiariamente la anulabilidad de las operaciones efectuadas en yens japoneses y se condene a “Catalunya Banc SA” a la restitución del préstamo hipotecario sin tener en cuenta las cláusulas abusivas declaradas nulas o anulables, recalculando por lo tanto el capital que se adeuda a fecha de la interposición de la demanda, una vez descontadas las amortizaciones e intereses pagados, tal y como sería un préstamo hipotecario absolutamente normal que se liquida en la moneda propia del país en el que se celebra dicho contrato y declare la nulidad de la cláusula única del pacto octavo denominado “transferencia”, todo ello con imposición de todas las costas y gastos causados en este procedimiento a la parte demandada si se opusiera a tan justas pretensiones, por su mala fe.”

Fallo SJPI: “Que estimo parcialmente la demanda presentada por Dª Blanca Soria Crespo, Procuradora de los Tribunales, actuando en representación de “Ensenada de Llafranc S.L.” frente a “Catalunya Banc S.A.” (antes Caixa d#Estalvis de Catalunya) y en su virtud se declara la nulidad de la opción multidivisa y al hecho de otorgarse el contrato en yens japoneses el contrato firmado en fecha 27 de noviembre del 2007 con “Catalunya Banc SA”. Dada la esencialidad de esta declaración que afecta a la sustancia del contrato, ello supone que la nulidad que se declara tiene los efectos de una nulidad absoluta, debiéndose restituir las partes las prestaciones en la forma prevista en el art 1.303 CC.”

La SAP se refiere a la abusividad de la cláusula C en este párrafo: “Lo que el demandante denunciaba es que la información era incompleta, oscura y carente de veracidad, mas lo hacía con fundamento en la evolución que habían sufrido las divisas, cuando se le habría hecho creer que la evolución sería otra (…). Ningún engaño se produce con ello, pues ni conoce la entidad la futura evolución, y por eso es producto especulativo, y (…) el mismo contrato (…) se resaltan los riesgos, precisamente al reconocer el prestatario que el préstamo esta formalizado en divisas y también, (…) se dice que cabe la posibilidad de que el contravalor en Euros de la moneda en que se haya ejercitado la opción, pueda ser superior al límite pactado. No puede hacer responsable a la entidad de la evolución de las monedas, y como dice el T. Supremo el error vicio exige que la representación equivocada se muestre para quien la efectuó cómo razonablemente segura, de modo que difícilmente cabrá admitirlo cuando el funcionamiento del contrato se proyecte sobre un futuro más o menos próximo con un acusado componente de aleatoriedad, ya que la consiguiente incertidumbre implica la asunción por los contratantes de un riesgo, en caso de operaciones económicas, de pérdida, correlativo a la esperanza de una ganancia (…). Ni si quiera existía obligación de permanecer en la moneda en la que se contrató, pues en la cláusula C, eso sí facultativamente para el prestatario, podía cambiar el préstamo a otro tipo de divisa, lo que modificaba a su vez también el tipo de interés [énfasis añadido]. El Juez considera que precisamente en base a la misma se produce la nulidad, pues al tiempo de la contratación, no se podían conocer todas las divisas que integraban la opción, ni por tanto los tipos. (…) El hecho de que no pudieran conocerse en tal momento temporal, no viciaba al contrato de nulidad, cuando el préstamo ya se había fijado en una moneda e interés, y sí estaban determinadas las divisas y tipos en cada momento en que podía hacerse el cambio, (…) y además, (…) el prestatario podía conocerlas acudiendo a la entidad. (…) Tampoco se antoja de difícil conocimiento la paridad cada día de las monedas (…). No consta ni el ejercicio de la opción, ni la solicitud de información para realizarla, no dejando de sorprender que ahora se pretenda: un préstamo “normal” en Euros, y con Euribor, cuando ello era una posibilidad que claramente contemplaba el préstamo hipotecario, no dándose la más mínima explicación del porqué el prestatario nunca interesó antes el cambio, cuando podía hacerlo (…).”

Hipoteca multidivisa: “(…) No cabe desconocer, que, el funcionamiento del contrato se proyectaba sobre un futuro, más o menos próximo, con un acusado componente de incertidumbre. Lo que implicaba que dicha sociedad asumía, de modo evidente, un riesgo de pérdida correlativa a la esperanza de obtener una ganancia. (…) El préstamo se otorgaba en yenes japoneses y (…) el tipo de interés se vinculaba a esa moneda, debiéndose hacer los pagos en la misma, se ofrecía la posibilidad de cambiar la moneda lo cual afectaba también al tipo de interés, y en el propio escrito rector se expresa tal conocimiento, (…) se dice que de la
letra del contrato y la información de la demandada, creyó que contrataba un préstamo hipotecario que liquidaba intereses en el tipo existente en Japón, porque era más reducido y le beneficiaba.”

Relevancia de las características del contratante para apreciar el error: “Es difícil admitir que una sociedad con experiencia en el mercado y en las relaciones con las entidades bancarias, (…) padeciera un error como el declarado en las instancias. Pero, en todo caso, hay que rechazar que el mismo superase el límite de los riesgos asumidos y, en último caso, que fuera excusable. (…) Tampoco se nos antoja puedan incurrir en error miembros de un despacho de Abogados, y menos que sea excusable, pues si bien no tienen por qué tener conocimientos financieros, el propio prestatario es quien dirige ahora (…) el procedimiento, y su socio, (…) también administrador de empresas, había participado en numerosas operaciones de financiación a promotor, (…) teniendo además gestoría y asesoría.”

Fallo SAP: “Que estimando el recurso de apelación, interpuesto por la representación procesal de Catalunya Banc SA, contra la sentencia dictada por el Juzgado de 1ª Instancia n° 44 de Barcelona, en los autos de juicio ordinario 511-201-2..de fecha 17 de Diciembre de 2012, debemos revocar y revocamos dicha resolución y, en su lugar, desestimando la demanda; que contra la misma interpuso Ensenada de Llafranc SL, debemos absolverle de la misma, con imposición a la actora de las costas de 1ª Instancia y sin que se efectúe expresa imposición de las del recurso.”

Referencias

Deja un comentario