Extractos del artículo publicado por M.Vega en El  Mundo- Mercados, nº 256, 31 de marzo de 2013, pp. 2-3 

banco de chipre En casos de resolución bancaria podría haber quitas para los depósitos no asegurados, según ZunzuneguiLa situación vivida en Chipre durante las últimas semanas ha obligado a analistas y ciudadanos a plantearse la seguridad de depositar sus ahorros en entidades de crédito, a pesar del respaldo que ofrece el Fondo de Garantía de Depósitos, que avalaría hasta 100.000€ por persona y entidad. Como explica el abogado experto en asuntos financieros y profesor de derecho bancario Fernando Zunzunegui para el diario El Mundo en este artículo, “hay una ley no escrita de no afectar a los depósitos en crisis bancarias para evitar una crisis de liquidez”, por lo que cabe decir que “la solución que se ha dado a Chipre es bastante mala desde el punto de vista sistémico”.

En España, donde el ahorro de las familias confiado en depósitos representa el 80% del PIB nacional, de producirse la quiebra de una entidad de crédito, los acreedores depositantes de cantidades superiores a los 100.000€ antedichos asumirían parte del rescate. Conforme se contiene en el Memorándum de Entendimiento (MoU en sus siglas en inglés) que el Gobierno español firmó el pasado mes de julio, donde se recogen las condiciones para acceder a la línea de crédito de 100.000 millones de euros orquestada por el Banco Central Europeo, los titulares de acciones, participaciones preferentes o deuda subordinada “cargarán” con parte del coste de la restructuración de la banca española.  Explica Fernando Zunzunegui que, si bien el MoU no aborda el papel de los depositantes en esa asunción de pérdidas, sí “dice que se debe reducir al mínimo el coste para el contribuyente”, de manera que “cabe interpretarse que en caso de resolución bancaria pudiera aplicarse la solución chipriota, pero nunca en saneamientos” como el de Bankia, entidad que por su carácter de sistémica ha recibido unas ayudas públicas de en torno a 22.000 millones de euros para evitar su disolución. De lo anterior se desprende que en el caso de otras entidades, como Catalunya Banco o Novagalicia Banco, si su saneamiento resultase más caro que su resolución, entonces –afirma Fernando Zunzunegui- los depósitos superiores a 100.000€ no estarían del todo seguros, tal y como muestra el precedente de Chipre.

No hay que perder de vista, sin embargo, que el orden de prelación en un caso de resolución de entidad de crédito establecería que los primeros en asumir las pérdidas serían los accionistas, después los titulares de híbridos financieros tales como participaciones preferentes, así como aquellos que ostenten deuda subordinada; a continuación, los bonistas y, finalmente, los depositantes, los cuales, además, verían salvaguardados sus ahorros de hasta 100.000€ por el Fondo de Garantía de Depósitos. Por ello –finaliza el artículo-, los expertos aconsejan distribuir ahorros superiores a la antedicha cantidad entre varios productos o entidades, o abrir depósitos con varios titulares.

1 COMMENT

  1. O sea, estas entidades bancarias y de ahorro creadas, al efecto, para los ahorros de las economías modestas principalmente, que desde hace 30 años venían recibiendo una cada vez menor rentabilidad, por lo que se ve, incluso, tendrá que reconocer el otorgamiento gestor de sus ahorros ‘a la fuerza’ y si no que no los entreguen (los ahorros), incluso que los gasten también ‘a la fuerza’ ….que los impuestos vendrán, ¿o no?. CCG, en Madrid, a 2 de abril de 2013

LEAVE A REPLY