Fernando Zunzunegui

man14 Bases para una reforma del registro, compensación y liquidaciónLa CNMV ha publicado para su consulta pública un documento sobre Reformas en el sistema de compensación, liquidación y registro de valores bursátiles. Se trata de una declaración de intenciones que, ante el nuevo marco de libertad de las infraestructuras financieras, altera profundamente el sistema actual de Iberclear.

El sistema vigente surge de la Ley del Mercado de valores de 1988 y se desarrolla en 1992, con la aprobación del Real Decreto 116/1992 y la publicación del Reglamento de Organización y Funcionamiento del entonces denominado SCLV, en la actualidad Iberclear. Se trata de un sistema cerrado, en régimen de monopolio, con principios y reglas claras. Un sistema bien diseñado, que ha funcionado correctamente.

Pero este sistema de monopolio es contrario al libre mercado. En la Unión Europea, en un mercado post-MiFID, los sistemas de contratación y de pagos ya se han abierto a la libre concurrencia. En España, se hace necesaria una transición hacia la libre concurrencia también en los sistemas de registro, compensación y liquidación de valores. Este debería ser el principal objetivo de la reforma. Garantizar el libre acceso a los servicios de registro, compensación y liquidación de valores, por parte de entidades que cuenten con la suficiente solvencia y cualificación. Los nuevos sistemas deben permitir el acceso a sus servicios sin discriminar entre entidades participantes y permitir la interoperabilidad con los demás sistemas autorizados en la Unión Europea.

Esta reforma exige modificar la Ley y su desarrollo reglamentario. En la ley deben fijarse las bases de los sistemas de registro, compensación y liquidación, como son las relativas a la firmeza e irrevocabilidad de las órdenes, la pronta ejecución de las operaciones, las garantías de las operaciones pendientes de liquidar y la fecha de anotación de la titularidad. El detalle técnico se debe dejar, dentro del marco legal y reglamentario, a cada uno de los operadores.
Esta reforma requiere la participación del Ministerio de Justicia, del Tesoro, de los colegios notariales y de expertos independientes, que junto a la CNMV, Banco de España, Iberclear y demás interesados elaboren las bases de la transición a una infraestructura abierta de registro, compensación y liquidación de valores.

La CNMV en coordinación con el Banco de España ha preferido publicar un documento técnico que da respuesta a muchas de las peticiones de la industria nacional pero que deja en un segundo plano la necesidad de abrir el sistema a la libre competencia. La CNMV opta por romper con el principio de universalidad, es decir con la existencia de un sistema único a través del cual se compensan y liquidan todas las operaciones bursátiles. También propone acabar con el principio de objetivación de la fecha de liquidación, es decir aquel que prescribe que el plazo que medie entre la contratación y la liquidación de las operaciones debe ser siempre el mismo (D+3). En lo que supone un retorno del art. 63.2 del Reglamento de Bolsas, según el cual las partes pueden acordar un tiempo inferior para la entrega de los valores. Además se propone, respondiendo a una antigua petición de la industria, la gestión por saldos de la compensación y liquidación, aunque sin suprimir del todo las referencias de registro (RR), cuyo papel quedaría limitado a un control a posteriori de las operaciones.

La propuesta también promete resolver la principal debilidad del sistema actual: la inflación de valores. Es habitual que Iberclear, al margen de las previsiones legales, ante el incumplimiento del vendedor, y en ausencia de valores que puedan ser tomados en préstamo, proceda a anotar en cuenta los valores comprados que no han sido entregados. En estos casos, Iberclear actúa irregularmente como emisor generando una inflación de valores, desequilibrio que se resuelve cuando, llegada la fecha de la recompra, procede a adquirir los valores en el mercado.

Para resolver este grave problema la CNMV propone la puesta en marcha de entidades de contrapartida central para operaciones bursátiles y la posibilidad de anular operaciones.

En suma, el documento de la CNMV contiene un diseño técnico del futuro sistema de registro, compensación y liquidación de operaciones, sin fijar los principios rectores del sistema. Mejor sería empezar por fijar las bases del sistema, como trabajo preparatorio de la reforma legal y reglamentaria, y dejar a la libre iniciativa privada la formulación técnica de los sistemas con los que van a operar en el mercado.

Publicado en FundsPeople

print button gray Bases para una reforma del registro, compensación y liquidación

1 comentario

Deja un comentario